Historia del Día del Libro

El origen del día del libro

Todos los años se celebra el 23 de abril el día del libro. Es una fecha en la que muchas librerías ofrecen descuentos y se organizan múltiples actividades relacionadas con la literatura.

Sin embargo, el día del libro tiene un origen, ya que no se ha celebrado desde siempre. Si quieres conocer cuál es y saber por qué se celebra ese día y a quién se le debe que haya una fecha así, entonces sigue leyendo para descubrirlo.

Origen del día del libro

Origen del día del libro

El día del libro conmemora el fomento de la lectura, la creación de historias y también la protección de la propiedad intelectual. todo eso está relacionado con un libro y viene celebrándose así desde hace muchos años. Sin embargo, ¿sabes cuál fue su origen?

Mucha gente desconoce que el que se celebre el Día Internacional del libro se debe a un español. Sí, exactamente. La celebración partió de una sugerencia de España y no fue hasta años después, en 1988, cuando la UNESCO decidió que fuera una celebración internacional. De hecho, hasta 1989 no se comenzó a celebrar en otros países, pero sí que lo hacía en España y ya llevaba bastante tiempo haciéndolo.

¿Quién creó el día del libro?

¿Quién creó el día del libro?

Siempre que se dice que el día 23 de abril es el día del libro se piensa el motivo por el que se celebra en esa fecha y no en otra. Y aunque esta cuestión te la voy a responder en el siguiente apartado, sí que quiero que conozcas algo que muy pocos saben: ¿quién fue el creador del día del libro?

Porque sí, hubo una persona que quiso darle al día del libro «su día», ese momento en el que más gente acabara con un libro en sus manos. Y esa persona fue Vicente Clavel Andrés. Él fue el inventor del día del libro.

Vicente creó en 1916 en Valencia la Editorial Cervantes. Además de ser editor, era periodista, escritor y traductor. En dos años, traslada la editorial a la Rambla de Barcelona, un lugar clave donde empieza a conocer a los intelectuales de la ciudad y entabla amistad con muchos de ellos. Además, los libros que publica llaman la atención, como los de José Enrique Rodó.

En 1923 lo nombran vicepresidente primero de la Cámara Oficial del Libro de Barcelona. Y allí empieza a sugerir que el libro tenga un día de celebración. Lo hizo en dos ocasiones, el mismo año que lo nombraron y en 1925. Fue en esa segunda sugerencia cuando consiguió que Alfonso XIII firmara un Real Decreto donde se establecía que habría una Fiesta del Libro Español.

Claro está, no se celebraba el 23 de abril, sino que desde 1926 a 1930 lo hizo el 7 de octubre, que es el nacimiento de Cervantes. Y, después se pasó a la fecha actual que no se ha movido salvo en contadas ocasiones, bien por la Guerra Civil, o por coincidencia con la Semana Santa.

En 1995 sí que hubo otra iniciativa que salió de la Conferencia General de la UNESCO, en París, donde se determinó declarar el 23 de abril como «Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor», ahora conocido como Día Internacional del Libro. De hecho, en casi todos los países se celebra ese día, si bien hay algunos que disienten.

Por ejemplo, en el caso de Irlanda o de Reino Unido, su celebración es el primer jueves de marzo (sin una fecha concreta) y allí lo llaman World Book Day. Otro país que lo celebra en fecha diferente es Uruguay. Ellos determinaron que el 26 de mayo era la mejor fecha por ser cuando se creó la primera biblioteca pública nacional. O el caso de Paraguay, que celebra el día del libro el 25 de junio.

En 2001, la UNESCO comenzó a elegir de forma anual una capital mundial del libro, una forma de apoyar el sector del libro pero también fomentar la cultura y la protección del derecho de autor. La primera, en 2001, fue Madrid. Y este año 2020 le ha tocado a Kuala Lumpur (Malasia).

Por qué se eligió el 23 de abril

Por qué se eligió el 23 de abril

Como te he comentado antes, el día del libro se celebraba el 7 de octubre, en otoño. Pero años después se cambió al 23 de abril.

Realmente, uno de los motivos por el que se cambió de fecha fue a nivel metereológico. Ten en cuenta que en octubre el tiempo puede no acompañar. Hay más posibilidades de que el frío y la lluvia ensombrezca la celebración, y habría menos ventas. Otra de las razones fue porque había muchísimas dudas acerca de la fecha exacta en la que Cervantes nació. De hecho, no se sabe a ciencia cierta, aunque la que más suena es la del 7 de octubre. Pero realmente nadie podía asegurar ese dato.

Por eso, se consideraron otras fechas. Y como se había tenido en cuenta el nacimiento de Cervantes para fijar la original, decidieron guiarse por el día de su fallecimiento. Sin embargo, erraron en dos datos:

Por un lado, porque hubo una confusión con las fechas. Porque Miguel de Cervantes Saavedra no murió el 23 de abril, sino el 22 de 1616. El 23 fue enterrado. Por tanto, ya hay un descuadre.

Además, y como segundo error, se dice que tanto Cervantes (uno de los grandes escritores de España) como Shakespeare (de los grandes de Reino Unido) fallecieron el mismo día. Lo cual también es un error. William Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano. En España se usaba el gregoriano, lo que marcaría que su fecha de fallecimiento fue el 3 de mayo de 1616.

Por tanto, lo que siempre se ha considerado del día del libro, que se celebra para conmemorar la muerte de dos escritores grandes que murieron el mismo día es un fallo.

Aun así, eso no evita que se puedan dar otros nombres de grandes escritores que nacieron o murieron en un día 23 de abril. Nombres como Inca Garcilaso de la Vega, Vladimir Nabokov, Teresa de la Parra, James Patrick Donleavy, Josep Pla, Maurice Druon, Manuel Mejía Vallejo, Karin Boye… que también son grandes escritores y que, sin duda, merecen un reconocimiento en este día. Y es que, a veces, hace falta recordar a otras personas capaces de crear historias con su mente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.