Henry Rider Haggard. Recuerdo al autor de Las minas del Rey Salomón

El 14 de mayo de 1925 fallecía en Londres sir Henry Rider Haggard, novelista inglés, autor de obras tan populares como Las minas del Rey Salomón, Ella, o Las aventuras de Allan Quatermain entre otras. ¿Quién no ha visto sus versiones en el cine ni disfrutado con su tono de aventuras clásicas? Hoy repaso estas obras en recuerdo a su memoria.

Henry Rider Haggard

Nacido en Bradenham en 1856, este novelista inglés se doctoró primero en Jurisprudencia en Londres y también fue alto funcionario del gobierno. Vivió algunos años en Indonesia y África y luego regresó a Gran Bretaña, donde siguió desempeñando diversos cargos.

Fue amigo de Rudyard Kipling según contó el propio Haggard en su autobiografía publicada un año después de su muerte, Los días de mi vida. Y ambos comparten sus influencias literarias y vitales, además de temas de fondo como el colonialismo del imperio británico, entonces en su mayor extensión y apogeo. También el tono por las aventuras exóticas de esos ambientes.

Quizás no fue tan popular ni alcanzó el prestigio de su colega Kipling. Pero sus historias llenas de héroes y heroínas fuertes, valerosos y nobles más esa ambientación exótica, descripciones de culturas misteriosas y fabulosas, los toques sobrenaturales y un muy ágil ritmo narrativo siguen teniendo muchos lectores.

Obras

Su primera novela de éxito fue Las minas del rey Salomón (1885), inspirada en La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson. La siguieron enseguida otros como Ella (1887), su continuación, Ayesha, el retorno de Ella (1905) y Las aventuras de Allan Quatermain (1887).

Fue un escritor muy prolífico y constante, y también se atrevió con obras históricas, políticas y documentales. Por ejemplo también escribió sobre agricultura y reformas sociales, posiblemente influido por sus experiencias en África. Pero como novelas fueron más de 60 títulos, entre ellos algunos publicados por entregas. Destacan Nada the Lily (1892), La hija de Moctezuma (1893), El pueblo de la bruma (1894), Cuando el mundo se estremeció (1919) y Belshazzar (1930). Otras novelas que escribió fueron CleopatraEric Ojos Brillantes y Red Eve.

Quizás por la época, ya finales de la larga era victoriana, aunque sus novelas fueran de aventuras, también representaron una narrativa popular que sirvió como propaganda de los ideales imperialistas que se difuminaban.

Allan Quatermain y Ayesha

Sus personajes más famosos son el cazador y expedicionario Allan Quatermain, que protagoniza la serie compuesta por:

  • Las minas del Rey Salomón
  • Las aventuras de Allan Quatermain
  • La venganza de Maiwa
  • La esposa de Allan
  • El viejo Allan 
  • Allan y los dioses de hielo

En cuanto a Ella o Ayesha, es uno de los grandes clásicos de la literatura de aventuras con toques esotéricos, con una protagonista femenina que es inmortal, vive en África y a la que adoran como diosa los nativos hasta que un día la encuentran los exploradores europeos. Sobre ella están:

  • Ella
  • Ayesha: el retorno de Ella
  • Hija de la sabiduría

Los dos personajes coinciden en un título, Allan y Ella.

Lo último ha sido una adaptación al cómic con guion del cineasta francés Elie Chouraqui (Las Flores de Harrison, Las marmotas) y dibujos del español Alberto Jiménez Alburquerque.

Adaptaciones cinematográficas

Sin duda la más famosa es Las minas del Rey Salomón en su versión de 1950, de la Metro-Goldwyn-Mayer. Dirigida por el inglés Compton Bennett, ganó los Óscar al mejor montaje y a la mejor fotografía, y también fue nominada al de mejor película.

La protagonizaron Deborah Kerr y Stewart Granger, aunque se dudó entre él y Errol Flynn. Se rodó en escenarios naturales de África. Y cuenta la historia del cazador y guía expedicionario Allan Quatermain, que acepta el encargo de Elizabeth Curtis (Deborah Kerr) de acompañarla a un territorio poco conocido para encontrar a su marido. Hubo muchas versiones más, tanto anteriores como posteriores, pero esa es la que ha permanecido como un clásico del cine de aventuras.

También se hicieron adaptaciones de Ella, la primera por el mismísimo George Méliès en 1901. Pero la más recordada es la protagonizada por Ursula Andress en 1963, en La Diosa de fuego.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon