Cómo elegir un nombre adecuado para nuestros personajes literarios

¿Nunca os ha pasado que conocéis a una persona, se presenta con su nombre y pensáis que ese nombre no le va para nada bien con su aspecto? A mí alguna que otra vez, sinceramente, y es algo que podemos evitar los que creamos personajes literarios en novelas, relatos u otras creaciones literarias.

En una creación literaria, a diferencia de la vida real, solemos tener en un principio en mente la obra que queremos escribir, la ambientación, la época y las características de ciertos personajes. En la vida real, en cambio, lo primero que elegimos para nuestros hijos son los nombres y después, con el paso de los años, vamos descubriendo poco a poco sus rasgos de personalidad. Teniendo esto en cuenta, es aconsejable tener los rasgos definitivos que marcarán el transcurso de la vida literaria de cada personaje para luego elegir un nombre.

En Actualidad Literatura, os vamos a dar una serie de consejos para que los nombres de tus personajes literarios sean llamativos y lleguen al lector casi tanto o más que la historia que se cuenta a través de ellos.

Consejos para elegir el nombre adecuado

  • No elijas nombre por amores pasados, gustos de la infancia/adolescencia… Elige un nombre que represente adecuadamente la intención que llevará ese personaje en la historia literaria que estás escribiendo. Por ejemplo, si se trata de un hombre con personalidad fuerte, atractivo y con éxito laboral/empresarial es preferible llamarlo Héctor o Damián que Eustaquio o Gervasio (aunque para gustos, los colores…).
  • No todos los nombres deben ser rebuscados o super extraños. En ocasiones tendemos a buscar nombres difíciles de pronunciar pero que a su vez suelen ser bastante recordados por su rareza,… Un sólo personaje en la novela sí puede llevar un nombre algo más peculiar pero no todos los personajes deben ser así,… Así perdería la originalidad.
  • Los nombres comunes son tan válidos como cualquier otro… ¿Por qué no llamar a nuestro personaje Ana o María? ¿Quizás porque son nombres bastante comunes? ¡No los desprecies! Un nombre común puede determinar la sencillez del personaje.
  • No tienes porqué “bautizar” a todos tus personajes… Algunos de tus personajes podrían ser identificados únicamente por sus apodos o por sus características físico-personales: el tartamudo, el cojo, la alcahueta, etc.
  • Puedes echar mano del diccionario de nombres… Al igual que algunos futuros papás buscan en estos diccionarios nombres para sus hijos, vosotros como escritores podéis hacer lo mismo si estáis escasos de ideas. No olvidéis que un libro es casi como un hijo al que hemos dado vida nosotros mismos…

Y ahora bien, ¿qué personaje literario recuerdas sobre todo por su nombre? ¿Cuáles crees tú como lector y escritor que pueden ser las claves primordiales para la elección de un buen nombre literario?

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

2 comentarios

  1.   Belén Montero dijo

    Yo nunca olvidaré a Camilo Canegato.

  2.   Apyce dijo

    Hay que pensar también en el origen y no llamar sin razón alguna William a un personaje de origen y familia malagueña… Parece fácil cuando leemos los libros, pero al final, como decís, ¡es como poner nombre a un hijo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *