El Monte de las Ánimas

El Monte de las Ánimas.

El Monte de las Ánimas.

El Monte de las Ánimas es una de las narraciones que forman parte de Soria, una colección del autor español Gustavo Adolfo Bécquer. Esta leyenda de terror gótico fue publicada el 7 de noviembre de 1861 en el diario El Contemporáneo junto con otros dieciséis relatos. La obra se divide en una corta introducción, tres partes y un epílogo donde el relator agrega nuevos detalles a la historia.

Cuenta las desventuras de Alonso, un joven cazador de actitud inocente que es convencido fácilmente por su prima Beatriz de ir al Monte de las Ánimas justo durante la noche del Día de los Muertos. Precisamente el lugar menos indicado de recorrer en medio de las festividades de Todos los Santos.

Sobre el autor

Bautizado bajo el nombre de Gustavo Adolfo Domínguez Bastida, nació el 17 de febrero de 1836 en Sevilla, España. Su padre, don José Domínguez Bécquer, y sus hermanos fueron pintores reconocidos. En la capital andaluza pasó su niñez y adolescencia; allí estudió humanidades y pintura. Quedó bajo la tutela de su tío, Joaquín Domínguez Bécquer, tras quedar huérfano a los once años.

Primeros trabajos

Antes de consagrarse como literato, se trasladó a Madrid en 1854, donde trabajó como periodista y adaptando obras de teatro extranjeras. En 1958, durante una estancia en su ciudad natal, enfermó gravemente y debió pasar 9 meses en cama debido a una grave enfermedad. Hasta la fecha, los historiadores no se ponen de acuerdo sobre la naturaleza del padecimiento (entre tuberculosis y sífilis).

Su hermano Valeriano se encargó de cuidarlo y lo ayudó a publicar su primera leyenda: El caudillo de las manos rojas. Durante ese tiempo también conoció a Julia Espín, señalada por muchos académicos como la musa de sus Rimas. Otros pensaron que fue Elisa Guillén quien lo inspiró. En 1861 se casó con Casta Esteban, hija de un galeno. Si bien no fue un matrimonio feliz, tuvieron tres hijos.

Entre Leyendas y Rimas

La primera mitad de la década de 1860 fue su periodo más productivo en términos literarios para Gustavo Adolfo Bécquer. No en vano escribió la mayor parte de sus Leyendas durante ese período. Igualmente, trabajó en la elaboración de crónicas periodísticas y comenzó su manuscrito de Rimas. En 1866 se convirtió en censor oficial de novelas, por lo cual, pudo concentrarse más en sus propias letras.

La revolución de 1868 le hizo perder su empleo y su esposa lo abandonó. En consecuencia, se trasladó a Toledo con su hermano y luego a la capital española. Allí dirigió la revista La Ilustración de Madrid (su hermano trabajó como ilustrador). La muerte de Valeriano en septiembre de 1870 lo sumió en una profunda depresión. Gustavo Adolfo Bécquer falleció tres meses después.

Legado

Gustavo Adolfo Bécquer.

Gustavo Adolfo Bécquer.

Gustavo Adolfo Bécquer es —junto a Rosalía de Castro— considerado el mayor representante de la lírica posromántica. Un subgénero poético distinguido por su enfoque intimista y naturaleza expresiva de retórica menos ornamentada que el romanticismo. Asimismo, Bécquer influyó a grandes artistas posteriores, como Rubén Darío, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez, entre otros.

El Monte de las Ánimas en sí misma es una obra con un legado particular. Ha aparecido en distintos temas musicales y óperas de artistas como Rodríguez Losada, la banda de metal juglar “Saurom” y el grupo de los 80, Gabinete Caligari. En la actualidad, existe una ruta turística en Soria inspirada en la leyenda de Bécquer.

Análisis de El Monte de las Ánimas

Personajes

Alonso

Es el ingenuo primo de Beatriz. Denota su carácter inocente tras ser persuadido fácilmente por ésta de ir a buscar un lazo azul en el Monte de las Ánimas. El problema es que fue justo en la noche de Todos los Santos, cuando más espíritus deambulan por el lugar.

El cazador y heredero de los castillos Alcudiel fue un verdadero incauto al arriesgar su pellejo de ese modo. Más aun siendo tan conocedor de las historias relacionadas con los espíritus de los templarios fallecidos en su guerra con los hidalgos. Alonso termina contraviniendo sus propias creencias con el objetivo de complacer a la persona que ama.

Beatriz

Joven de belleza irresistible, pero con un comportamiento frío y calculador. La hija de los condes de Borges demostró su egoísmo cuando le pidió a su primo Alonso que fuera al Monte de las Ánimas a recuperar una prenda perdida. No le importó en lo más mínimo las circunstancias de la noche ni el peligro que corrió allí su familiar.

Beatriz es la encarnación del narcisismo puro. Una mujer de ego desmedido y comportamiento caprichoso, dotada de una inteligencia letal que consiguió retar a Alonso. A tal punto, que su primo no pudo contrariar la petición de ir a buscar una prenda en una noche tan peligrosa.

Personajes secundarios

  • Los condes de Alcudiel, progenitores de Alonso.
  • Los condes de Borges, padres de Beatriz.
  • Los escuderos, cazadores y criados del palacio.
  • Los asistentes al palacio de los condes de Alcudiel durante la noche de Todos Los Santos.
Frase de Gustavo Adolfo Bécquer.

Frase de Gustavo Adolfo Bécquer.

Resumen de la leyenda

Alonso conocía bien la leyenda del Monte de las Ánimas. En medio de una jornada de caza con los hijos y los pajes de Los Condes de Borges y de Alcudiel, él les relató historias sobre los templarios que regían la montaña. Se trataba de guerreros y religiosos que murieron allí en manos de los soldados del rey de Castilla cuando el monarca decidió expulsar a los árabes de la ciudad de Soria.

Según el mito, los espíritus de los templarios sepultados en el lugar salían a custodiar el monte junto con los animales durante la noche de Todos los Santos. Por esta razón, ninguna persona en su sano juicio se aventuraba a acercarse a esa montaña durante esas festividades.

El reto

Durante la cena en el palacio de los condes de Alcudiel, Alonso y Beatriz se quedaron conversando junto a la chimenea. Él le dice a su prima que pronto se irá de allí y desea entregarle una joya como recuerdo. Ella acepta el obsequio, a pesar de su reticencia inicial. Pero Alonso quiere llevarse un recuerdo de su prima también.

Beatriz le dice que le dará una cinta azul. Sin embargo, la prenda está extraviada en el Monte de las Ánimas. Entonces, ella utiliza su ironía para poner en entredicho la valentía de Alonso y se hace la indiferente. En consecuencia, él decide demostrar su valía yendo a recuperar el lazo de su prima… todo con tal de hacerla feliz.

La cinta

A Beatriz le costó conciliar el sueño esa noche. En primera instancia pensó que había exagerado al asustarse y rezar reiteradamente por las pesadillas sufridas. Pero sobre una mesita de su cuarto reposa un objeto inquietante: una cinta azul ensangrentada. Cuando el sirviente de los Borges va a darle la noticia del fallecimiento de Alonso a causa de los lobos, se consigue a Beatriz muerta.

Tiempo después de lo acontecido, un cazador estuvo una noche en el Monte de las Ánimas. Antes de morir, el hombre afirmó haber visto salir a los esqueletos de los templarios y de los nobles sorianos enterrados allí. Además, avistó la figura de una hermosa mujer desmelenada con los pies ensangrentados, caminando alrededor de la tumba de Alonso.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.