El hombre invisible: libro

Frase de H. G. Wells

Frase de H. G. Wells

El hombre invisible es una novela creada por el autor británico H. G. Wells. Antes de ser lanzado en formato libro en 1897, la historia apareció publicada por entregas en la célebre revista Pearson’s Magazine durante ese mismo año. Desde entonces, The Invisible Man — título original en inglés— fue adaptada en múltiples ocasiones al cine, radio, televisión e historieta.

Asimismo, es un nombre de canción usado por bandas de rock como Queen, Helloween y Marillion, entre otras. Incluso, el divulgador científico ruso Yakov I. Perelman (considerado el precursor de la literatura de ciencia popular) planteó una discusión seria sobre las teorías del libro en 1913. Hoy en día, los académicos lo consideran como uno de los “ineludibles” de la ciencia ficción.

Análisis y resumen del libro El hombre invisible

Planteamiento inicial

Un hombre extraño llega en busca de hospedaje en una posada de la localidad de Iping, Sussex, Inglaterra. El sujeto aparece cubierto por una ropa abrigada, porta guantes, un sombrero y lleva el rostro totalmente tapado por vendas y anteojos grandes. Igualmente, le solicita enfáticamente a Mrs. Hall (la posadera) que debe permanecer solo en su habitación, donde trabaja con instrumentos de laboratorio.

Poco después, los pueblerinos comienzan a preguntarse quién es ese forastero que nadie ha visto de día, pues únicamente sale del hostal por las noches. Entretanto, se reportan unos robos misteriosos entre las casas del pueblo, perpetuados por un ladrón que nadie ha logrado vislumbrar.

Los personajes principales

El protagonista

El personaje principal es Griffin, un científico brillante con códigos morales bastante cuestionables, pues, carece de escrúpulos y no duda en robar o matar si lo considera necesario. No obstante, Wells no lo presenta como un psicópata en potencia desde el inicio. Más bien aparenta ser un tipo razonable, aunque, de entrada se nota un halo de incertidumbre en torno a su rara figura.

El Sr. Marvel

Es un nómada que se topa con Griffin en las colinas de Iping, Inglaterra —el pueblo en donde ocurren los eventos— cuando el último huyó de la policía tras cometer una serie de hurtos. Pronto, Marvel es obligado por el científico a colaborar con él hasta que el vagabundo acude a las autoridades cuando comprueba que el hombre invisible es un desquiciado.

El Dr. Kemp

Luego de la “traición” de Marvel, Griffin llega a la ciudad costera de Burdock e intenta violar la entrada de una posada. Pero es descubierto, herido de bala y, en medio de la desesperación, se refugia refugiarse en una vivienda contigua. La casa en cuestión resulta pertenecer al Dr. Kemp, un antiguo compañero de la universidad.

La teoría de la invisibilidad

A partir del encuentro de los dos antiguos estudiantes de medicina, se revelan los motivos que explican la condición física y la peligrosa conducta del protagonista. Éste excusa su situación en la miseria sufrida en el pasado, lo cual, lo impulsó a inventar algo verdaderamente trascendental. Dicha creación fue una fórmula para que los objetos dejaran de absorber y reflejar la luz.

Estructura y estilo narrativo

El hombre invisible es un libro de lectura rápida dada su extensión; posee entre 211 y 230 páginas, dependiendo de la edición en español. Además, sus capítulos cortos complementan a la perfección el interés generado por la ágil pluma del escritor británico. Asimismo, es un texto lleno de singularidades narrativas; por ejemplo: la descripción de la pelea de una persona que no puede ser vista.

De esa manera, el lector queda enganchado rápidamente de principio a fin por el dilema planteado en combinación con el ritmo dinámico de los acontecimientos. Adicionalmente, el cierre de la obra está a la altura de la expectativa generada y, al mismo tiempo, deja espacio para más interpretaciones. Todo ello complementado magistralmente por la profundidad psicológica de los personajes.

Sobre el autor, H. G. Wells

H. G. Wells

H. G. Wells

Infancia y juventud

Herbert George Wells nació en Bromley, Kent, Inglaterra, el 21 de septiembre de 1866, en el seno de una familia de clase media-baja. A la edad de ocho años, el futuro escritor se fracturó una pierna, lo cual, lo obligó a reposar en cama durante varios meses. En consecuencia, el pequeño comenzó a leer para pasar el tiempo; algunos meses después se convirtió en una pasión y nació su deseo por escribir.

Ese hábito solo disminuyó en intensidad cuando, poco antes de cumplir once años, su padre sufrió un accidente que le impidió sustentar a su familia. Por ello, el joven Wells y sus hermanos se vieron forzados a trabajar mientras completaban sus estudios secundarios. En 1884, Herbert ingresó becado al Colegio Real de Ciencias de Londres, en donde estuvo bajo la tutela de T. H. Huxley.

Matrimonios y pensamiento político

H. G. Wells se casó en dos ocasiones y entabló unas cuantas relaciones extramaritales a lo largo de su vida. Sus cónyuges fueron Isabel Mary Wells (entre 1891 – 1894) y Amy Catherine Robbins (entre 1895 – 1927); con esta última tuvo dos hijos. Adicionalmente, el escritor cantiense mantuvo amoríos de varios años con celebridades como Odette Zoé Keun, Rebeca West o Margaret Sanger.

Estas fueron mujeres con tendencias liberales y de comportamiento poco convencional para la época. De hecho, West y Sanger son reconocidas en la actualidad entre las más grandes precursoras del denominado feminismo de primera ola. De igual forma, Wells fue un firme creyente de la equidad de género y formó parte de la Sociedad Fabiana, una asociación política de corte izquierdista.

Trayectoria literaria

Aparte de la escritura, Wells fue periodista, sociólogo, historiador y, por supuesto, doctor en Biología. Todas esas facetas aparecieron reflejadas en buena parte de su extenso catálogo de publicaciones literarias, el cual, incluye varias piezas inmortales de la ciencia ficción. Ciertamente, son obras transversales con respecto a los principios científicos, políticos y morales del intelectual inglés. Por ejemplo:

  • En La máquina de tiempo (1895), el autor expresa su posición sobre la lucha de clases;
  • Los límites éticos de la ciencia constituyen el núcleo argumental de La isla del doctor Moreau (1896) y de El hombre invisible;
  • La guerra de los mundos (1898) es un texto cargado de crítica hacia el imperialismo británico;
  • La protagonista de la novela Ana Verónica (1909) es una mujer joven que se revela ante el sistema patriarcal de principios del siglo XX;
  • La conspiración abierta (1922) es un ensayo enciclopédico relativo al poder autodestructivo de la humanidad.

Otros títulos destacados de H. R. Wells (de temática principalmente socio-política)

  • Tono Bungay (1909);
  • La historia de Mr. Polly (1910);
  • Outline of History (1920);
  • The Shape of Things to Come (1933);
  • Experiment in Autobiography (1934).

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.