El balcón en invierno de Luis Landero

El balcón en invierno.

El balcón en invierno.

El balcón en invierno es una novela del escritor alburquerqueño Luis Landero. La obra tiene un marcado tinte autobiográfico —esto lo afirma el mismo autor en reiteradas entrevistas—. Fue publicada en 2014 bajo el sello editorial Tusquets Editores S.A. teniendo una excelente acogida por el público español e internacional.

La obra, en sí, es una remembranza de la vida campesina española. Es lo que se podría catalogar como un perfecto cuadro costumbrista de la España de comienzos del siglo XX. La trama ocurre en un continuo vaivén temporal, pues todo se va dando entre los recuerdos, en esos destellos lúcidos que llegan a la mente del narrador. Hablamos de un protagonista escritor que, frustrado por lo poco convincente que le resulta su nueva obra, hace un viaje en la memoria rumbo a su gente. Estando allí, en sus raíces rurales en Alburquerque, Extremadura, no solo encuentra algo de sosiego, sino que termina dando con una mejor historia que contar.

Sobre el escritor

Nacimiento y orígenes

Luis Landero es un novelista español nacido en Alburquerque, el 25 de marzo de 1948. Provino de una familia de campesinos. Esta situación marcó de lleno su posterior labor como escritor, siendo su sello característico la puesta en valor de la cultura rural española.

Sus días de infancia sucedieron entre el pueblo que le vio nacer y la vecina localidad de Valdeborrachos. Esto se debió a que en esta última locación se encontraba la finca familiar.

Mudanza a Marid

En 1960 —y teniendo el futuro escritor tan solo 12 años— su padre decidió vender la finca y mudar a toda la familia a Madrid, más específicamente al barrio de la Prosperidad. El objetivo de dicho cambio de ambiente era claro: dar a la nueva generación mejores oportunidades de vida y evitar que repitieran el ciclo de existencia campesina.

“A mi padre le reprocho que me robara la infancia”

Cuatro años luego de haberse mudado, fallece el padre de Landero. El hecho causa mucha conmoción en el joven de 16 años. El mismo escritor, en entrevistas posteriores, recrimina a su padre el hecho de (parafraseo) “haberle robado la infancia”. Esto se debe, según lo manifestado por el autor, a las continuas comparaciones que se le hacían con otros niños y adolescentes en las distintas labores, denotando que ellos eran mejores. Aquello generó cierto grado de frustración en el niño. De hecho, el escritor afirma que su padre vio en él como una especie de redentor de su vida, el que sería lo que él no pudo.

Estudios y primera obra

Con el pasar de los años, Landero se recibió en la Universidad Complutense de Madrid, en la carrera de filología hispánica.

Con 41 años publicó Juegos de la edad tardía (1989, Tusquets), y corrió con la enorme dicha de que esta primera obra resultara ser un éxito total de ventas, y una de las preferidas de la crítica.

Luis Landero.

Luis Landero.

Obras tras el éxito

Tras el triunfo de esta primera novela, Landero vio posible el vivir de las letras y lo tomó como oficio principal. De allí surge su rica lista de creaciones literarias:

  • Caballeros de fortuna (1994, Tusquets). Novela.
  • El mágico aprendiz (1998, Tusquets). Novela.
  • Entre líneas: el cuento o la vida (2000, Tusquets). Ensayo.
  • Ésta es mi tierra (2000, Editora Regional de Extremadura). Transcripciones de sus participaciones en el programa “Esta es mi tierra”.
  • El guitarrista (2002, Tusquets). Novela.
  • ¿Cómo le corto el pelo, caballero? (2004, Tusquets). Artículos
  • Hoy, Júpiter (2007, Tusquets). Novela.
  • Retrato de un hombre inmaduro (2009, Tusquets)
  • Absolución (2012, Tusquets). Novela.
  • El balcón en invierno (2014, Tusquets). Novela autobiográfica.
  • La vida negociable (2017, Tusquets). Novela, (entre los más vendidos de marzo de ese año)
  • Lluvia fina (2019, Tusquets). Novela.

Premiaciones

Una carrera tan prolífera y bien lograda trae consigo galardones, de los cuales Landero ha sido bien merecedor. A continuación sus premios:

  • 1989 Premio Ícaro para nuevos creadores.
  • 1989 Premio de la Crítica de Narrativa castellana.
  • 1990 Premio Nacional de Literatura.
  • 1990 Premio Mariano José de Larra.
  • 1992 Premio Mediterráneo a la mejor obra extranjera.
  • 1992 Grinzane Cavour de Literatura.
  • 2000 Premio Extremadura a la Creación a la Mejor Obra Literaria de Autor Extremeño.
  • 2005 Medalla de Extremadura.
  • 2008 Premio de narrativa Arcebispo Juan de San Clemente.
  • 2015 Premio Libreros Madrid.
  • 2015 Premio Dulce Chacón de Narrativa española.

Hoy en día, Landero se dedica de lleno a su pasión, la escritura, y motiva a miles a que también se sumen a escribir. 

El balcón en invierno

Lo verídico hecho novela desde un balcón

El balcón en invierno es una narración de hechos verídicos condimentados con la imaginación de su creador para hacerlos más digeribles, graciosos y amenos. La obra sitúa al lector en los zapatos de un escritor ya experimentado, quien, en un balcón durante un frío invierno, hace un repaso de sus memorias. Los muertos hablan, sí, de nosotros y de lo que fugaz de la existencia misma.

El arte de la narración cíclica, el recuerdo mismo

En ese trajinar en los recuerdos con una exquisita narración cíclica —mientras hay una lucha interna por una nueva novela que no le convence para nada— el autor ahonda en lo que son las causalidades de la vida. ¿Quién pensaría que un niño provinciano con deseos de ser guitarrista terminaría siendo escritor y viviendo de traer al público sus andanzas infantiles y las vidas de sus seres queridos y de los duros tiempos que les tocaron vivir?

Una novela sin nada inventado

“En esta novela no he tenido que inventarme nada, todo ya estaba inventado”, afirma Landero en una entrevista en Periodista Digital. Y sí, El balcón en invierno es una obra netamente biográfica. Pero no solo eso, el autor va más allá. Cada personaje, un perfil único; cada situación, una narrativa detallada y sincera. No hay desperdicio. Si se lee a fondo y con detenimiento, cada recuerdo de Landero termina siendo uno propio.

El factor histórico

Con su muy preparada y precisa pluma, Landero hace una descripción detallada del momento histórico en el que se suscitan los eventos que menciona. Esto permite al lector no solo adentrarse en las vidas de los personajes —tan reales como usted o yo—, sino también presenciar las situaciones que marcaron la masiva migración de los asentamientos rurales a las ciudades y las tensiones económicas y políticas por las que los civiles debieron pasar a principios y mediados del siglo XX. Frase de Luis Landero.

El Balcón en invierno letras para honrar a los suyos

El balcón en invierno son los recuerdos de un hombre llevados a las letras para honrar a los suyos y hacerlos partícipes de este presente como memoria viva de lo que fue una nación. Es también un clamor por el respeto a las manifestaciones culturales e idiomáticas de cada región, valores tan desplazados por la creciente ola tecnológica que avasalla a la humanidad entera.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.