Edmond Rostand. Francia conmemora el 150 aniversario de su nacimiento.

Ayer fue el 150 aniversario del nacimiento de Edmond Eugene Alexis Rostand en Marsella. Pero también en este 2018 se cumple el centenario de su muerte en París. Así que Francia lo ha declarado año de conmemoración nacional de este autor y entre los festejos está el Festival Edmond Rostand en su ciudad natal.

Y todos conocemos a la criatura literaria más famosa salida de su pluma, Cyrano de Bergerac. Pero escribió más obras como Chantecler, una pieza de teatro donde los personajes son animales, o L’Aiglon, un drama en el que Rostand sobre la figura de Napoleón y contra los horrores de la guerra. Hoy recuerdo a Rostand leyendo un poco al gran Cyrano.

Edmond Rostand

Rostand creció en el seno de una familia rica y cultivada. Estudió Derecho pero no ejerció nunca la abogacía y se dedicó a la literatura. En 1890 publicó un volumen de poemas, Les Musardises, que no obtuvo aceptación al igual que su siguiente obra de 1891, Les Deux Pierrots. Sí cosechó gran éxito su comedia en verso Los noveleros, que representó en 1894 la Comédie Française. Después escribió dos piezas para la actriz Sarah BernhardtLa princesa lejanaLa Samaritana.

Fue en diciembre de 1897 cuando se representó Cyrano de Bergerac, el valiente mosquetero dotado de una descomunal nariz, que fue un triunfo total. Este drama en verso está ambientado en la Francia del siglo XVII y nos presenta al poeta y espadachín secretamente enamorado de su bella prima Roxana. Cyrano no se atreve a declararle su amor a causa de su fealdad y por temor a ser rechazado. Pero ayudará a un joven cadete, Christian de Neuvillette, a conquistar a Roxana dictándole cartas y frases que al menos le sirven para expresar esa pasión.

Su siguiente obra, titulada El Aguilucho, en el primer año del siglo XX, obtuvo un éxito parecido. Así pudo ingresar en la Academia Francesa a los treinta y tres años. Vivió en el País Vasco y en París, pero se retiró finalmente al país vasco-francés cuando enfermó de pulmonía. En 1910 se estrenó Chantecler. Las publicadas ya póstumamente en 1921 fueron La última noche de don Juan y los poemas que escribió inspirado en la Primera Guerra Mundial.

Cyrano en las tablas ahora

Porque el pasado 15 de marzo se estrenó el enésimo montaje de Cyrano de Bergerac en el Teatro Reina Victoria de Madrid. La protagonizan José Luis Gil, Ana Ruiz, Álex Gadea, Rocío Calvo, Carlos Heredia, Ricardo Joven y Nacho Rubio, con dirección de Alberto Castrillo–Ferrer.

Cyrano de Bergerac – Fragmentos

Hay tantos momentos, frases y fragmentos que es muy difícil escoger, pero me quedaré con el magnífico monólogo de No, gracias y esa definición de beso para Roxana.

No, gracias

¿Y qué tengo que hacer?
¿Buscarme un valedor poderoso, un buen amo, y al igual que la hiedra, que se enrosca en un ramo buscando en casa ajena protección y refuerzo, trepar con artimañas, en vez de con esfuerzo?
No, gracias.

¿Ser esclavo, como tantos lo son, de algún hombre importante? ¿Servirle de bufón con la vil pretensión de que algún verso mío dibuje una sonrisa en su rostro sombrío?
No, gracias.

¿O tragarme cada mañana un sapo, llevar el pecho hundido, la ropa hecha un harapo de tanto arrodillarme con aire servicial?
¿Sobrevivir a expensas de mi espina dorsal?
No, gracias.

¿Ser como ésos que veis a Dios rogando –oh, hipócritas malditos– y el mazo dando? ¿Y que, con la esperanza de alguna sinecura, atufan con incienso a quien se les procura?
No gracias.

¿Arrastrarme de salón en salón hasta verme perdido en mi propia ambición? ¿O navegar con remos hechos de madrigales y, por viento, el suspiro de doncellas banales?
No gracias.

¿Publicar poniendo yo el dinero de mi propio bolsillo?
Muchas gracias, no quiero.

¿Hacerme nombrar papa en esas chirigotas que en los cafés celebran, reunidos, los idiotas?
No gracias.

¿Desvivirme para forjarme un nombre que tenga el endiosado lo que no tiene de hombre?
No, gracias.

¿Afiliarme a un club de marionetas? ¿Querer a toda costa salir en las gacetas? ¿Y decirme a mí mismo: no hay nada que me importe con tal de que mi ingenio se cotice en la Corte?
No, gracias.

¿Ser miedoso? ¿Calculador? ¿Cobarde? ¿Tener con mil visitas ocupada la tarde? ¿Utilizar mi pluma para escribir falacias?
No gracias, compañero. La respuesta es: no gracias.

Cantar, soñar, en cambio. Estar solo, ser libre.
Que mis ojos destellen y mi garganta vibre.
Ponerme, si me place, el sombrero al revés,
batirme por capricho o hacer un entremés.
Trabajar sin afán de gloria o de fortuna.
Imaginar que marcho a conquistar la Luna.

No escribir nunca nada que no rime conmigo y decirme, modesto:
ah, mi pequeño amigo, que te basten las hojas, las flores y las frutas,
siempre que en tu jardín sea donde las recojas.
Y si por suerte un día logras la gloria así,
no habrás de darle al César lo que él no te dio a ti.

Que a tu mérito dabas tu ventura, no a medra,
y en resumen, que haciendo lo que no hace la hiedra,
aun cuando te faltare la robustez del roble,
lo que pierdas de grande, no te falte de noble.

********

Beso

… qué es, señora, un beso?

ROXANA

¿Sois vos?

CYRANO:

Yo soy.

ROXANA:

Y habláis de… de un…

CYRANO:

Beso.
Dulce fuera el vocablo en vuestra boca,
mas no lo pronunciáis. Si os quema el labio,
¿qué no haría la acción? Sed generosa,
venced vuestro temor… sin daros cuenta.
Ha poco os deslizasteis sin zozobra
de la risa al suspiro y del suspiro
al llanto… Deslizaos más ahora
y llegaréis al beso sin notarlo,
pues la distancia entre ambos es tan poca
que un solo escalofrío los separa.

ROXANA:

¡Callad!

CYRANO:

Al fin y al cabo, ¿qué es, señora,
un beso? Un juramento hecho de cerca;
un subrayado de color rosa
que al verbo amar añaden; un secreto
que confunde el oído con la boca;
una declaración que se confirma;
una oferta que el labio corrobora;
un instante que tiene algo de eterno
y pasa como abeja rumorosa;
una comunión sellada encima
del cáliz de una flor; sublime forma
de saborear el alma a flor de labio
y aspirar del amor todo el aroma.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *