Donna Leon pone a Brunetti a reflexionar en La Tentación del Perdón.

Venecia y su idiosincrasia en La Tentación del Perdón.

Me encanta Donna Leon y el comisario Brunetti. Es mi escritora de referencia después de la gran Agatha Christie. Incluso me siento mucho más identificada con Brunetti que con Miss Marple o Poirot. Grande entre las grandes, Donna Leon se ha ganado con creces ser la sucesora de Agatha Christie en el título de La Gran Dama del Crimen.

Sin embargo, en sus últimas obras, ha dejado un poco abandonado el motivo principal de su obra: el crimen. Hay un importante cambio de enfoque y tema en las dos últimas novelas, Restos Mortales y La Tentación del Perdón. El caso y la investigación ceden su terreno a la reflexión moral, a veces con tintes políticos y a un mayor protagonismo, donde ya tenía mucho, de Venecia y su idiosincrasia.

Los dos últimos casos de Brunetti:

En Restos Mortales, el habitual ritmo de las historias de Brunetti se ralentiza cuando este se toma unas vacaciones en la laguna veneciana. No hay caso que investigar hasta más allá de la mitad de la novela. Es diferente a lo que nos tenía acostumbrados o a lo que esperábamos sus lectores de siempre, pero sigue enganchando. No parece mal que después de tantos casos resueltos por Brunetti, este se tome un libro de vacaciones. En La Tentación del Perdón, en cambio, el caso es secundario, incluso podríamos calificarlo de pobre y no queda la excusa de que Brunetti esté de vacaciones.

En una novela policíaca se necesitan tres cosas: Un investigador, una investigación y algo que investigar. El resto de elementos pueden ayudar, pero son prescindibles.

En La Tentación del Perdón encontramos no uno sino dos investigadores: el comisario Brunetti y su compañera, la comisaria Griffoni, que toma un nivel de protagonismo casi similar al de Brunetti. Tenemos algo que investigar desde el principio de la novela, la distribución de drogas en un colegio privado, pero Brunetti decide no inmiscuirse.  Entonces aparece un hombre inconsciente en el borde de uno de los canales, con un pronóstico grave. La caída pudo ser accidental o provocada. Parece que hay dos casos, como así es, pero la investigación no se produce hasta el final de la historia, es apresurada y se resuelve con la aparición de un personaje en el último momento. No se entiende bien la actuación de Brunetti: en los primeros capítulos pasa la noche en el hospital acompañando a la mujer del hombre inconsciente, a la que prácticamente no conoce. La noche es tediosa para el comisario veneciano y para el lector, al que se le hace tan larga como si hubiera estado el mismo velando al hombre en coma. Durante el tiempo que pasa Brunetti en el hospital, esa noche y en días posteriores, parece que el comisario sospecha que el hombre pudiera no ser su marido, pero al final lo es y esa primera pista termina en vía muerta, dejando al lector preguntándose a qué ha venido y qué interés tiene para la historia.

La tentación del Perdón, el último caso de Brunetti.

La reflexión moral como hilo conductor de la historia:

La Tentación del Perdón es un libro que invita a la reflexión sobre cuestiones morales complejas alrededor de la obediencia y el cumplimiento de la ley por injusta que esta parezca, donde Antígona, el personaje de la mitología griega que desobedece al rey Creonte, tiene más protagonismo que el propio Brunetti.

Cuando la historia termina, el lector no tiene la sensación de haber leído una investigación policial, si no una guía de Venecia, una noticia de sucesos y una fábula griega, todo a la vez.

Confío en que, en la próxima historia de Donna León, Brunetti recupere su protagonismo de la mano de su creadora, que siempre será una de las grandes damas del crimen, y que le entregue un caso a la altura de su valía.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon

Categorías

Novela Negra

Soy Ana Lena Rivera, autora de la serie de novela de intriga protagonizada por Gracia San Sebastián. El primer caso de Gracia, Lo que Callan los Muertos, ha recibido el Premio Torrente Ballester 2017 y el galardón de finalista del premio Fernando Lara 2017. Soy una apasionada de la novela negra desde la infancia, cuando abandoné a Mortadelo y Filemón por Poirot y Miss Marple, así que después de varios años como directiva en una gran multinacional cambié los negocios por mi gran pasión: La novela negra. Así nació Gracia San Sebastián, la investigador protagonista de mi serie de novela policíaca, donde personas normales, como cualquiera de nosotros, pueden convertirse en criminales llegando incluso a matar cuando la vida les pone en una situación difícil. Nací en Asturias, soy Licenciada en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas y vivo en Madrid desde mis tiempos universitarios. De vez en cuando necesito oler el mar, el Cantábrico, fuerte, vibrante y peligroso, como las novelas que os escribo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.