«Donde habite el olvido»

Donde habite el olvido

«Donde habite el olvido» es una obra de Luis Cernuda cuyo título está tomado de un verso de Bécquer y que da a su vez nombre a una canción del cantautor español Joaquín Sabina. El olvido, obviamente que produce dolor por el fin de un amor es el eje en torno al cual gira todo el poemario. Se trata de una especie de muerte, de un borrar recuerdos que lleva al poeta a sentirse frustrado por lo que ha quedado de lo que antaño fue un bello sentimiento.

Se trata de la parte negativa del amor, de la consecuencia, de lo que queda cuando éste deja de existir, y en cierta manera es a lo que se expone cualquier ser amante, ya que nada es para siempre y la finalización de la etapa amorosa dejará ineludiblemente paso al olvido que traerá sentimientos negativos en contraposición con la positividad de la etapa anterior en la que el gozo y el bienestar eran los pilares básicos.

Al igual que la oposición entre amor y desamor, entre recuerdo y olvido, entre gozo y frustración, aparece en la obra otra antítesis que es la existente entre ángel y demonio que se presentan como voces poéticas que susurran al lector.

Esta obra es la más reconocida de Luis Cernuda que si bien no alcanzó a lograr una buena crítica en sus primeros poemarios, se llevó todos los elogios con la publicación de libro que ahora nos ocupa.

Donde habite el olvido, el libro

El libro de Luis Cernuda Donde habite el olvido fue publicado en 1934, a pesar de que los poemas que este contiene fueron escritos entre 1932 y 1933. Dentro de ellos, uno de los más conocidos es sin duda el que da nombre al título.

Este poemario pertenece a la etapa joven del autor, cuando este sufrió un desengaño amoroso y razón por la que escribe acerca del amor como si fuera algo malo o con sentimientos amargos hacia él.

Además, se sabe que el título que le dio al poema, así como a su poemario, en realidad no fue invención suya, sino que se fijó en otro autor, Gustavo Adolfo Bécquer, quien en la Rima LXVI, en su verso quince, se dice «donde habite el olvido».

El libro está compuesto por varias poesías, pero prácticamente todas ellas con sentimientos negativos y pesimistas acerca del amor y de la vida. A pesar de que las primeras obras de Luis Cernuda recibieron muchas críticas, él siguió intentándolo y evolucionando, algo que consiguió años después.

Análisis de Donde habite el olvido

Dentro del poemario, el que lleva el mismo nombre que el libro es el más conocido de todos, y también el que condensa todos los temas que trata el autor en esta obra. Por eso, leerlo puede dar una idea del momento por el que estaba pasando y la razón por la que todas las demás poesías rozan el pesimismo, la soledad, la pena, etc.

Donde habite el olvido tiene 22 versos que se dividen en 6 estrofas. Sin embargo, la métrica en realidad no es igual en todos los versos sino que hay desigualad y algunos versos son bastante más largos que otros.

Tampoco las estrofas son todas iguales en número de versos. La primera se compone de 5 versos mientras que la segunda es de 3; la tercera de 4… dejando la última con solo 2. Lo que sí utiliza bastante bien son distintas figuras retóricas como pueden ser:

  • Personificación. Atribuir una cualidad, acción o algo humano a un objeto o una idea.

  • Imagen. Es una figura retórica que busca describir una cosa real con palabras.

  • Anáfora. Se trata de repetir una palabra, o varias, tanto al principio del verso como en una frase.

  • Símil. Comparar dos palabras que tienen una cualidad común entre ellas.

  • Antítesis. Se refiere a exponer la oposición de una idea que suele estar también reflejada en el poema.

  • Símbolo. Se utiliza para sustituir una palabra por otra.

La estructura del poema sí sigue un patrón circular ya que comienza con una idea que va hilvanando hasta acabar con la misma. De hecho, una vez te fijes en el poema, verás que este comienza con lo mismo que acaba, (donde habite el olvido), estableciéndose tres partes diferenciadas dentro del mismo.

Parte 1 del poema

En él se condensarían los versos 1 a 8, las dos primeras estrofas. El tema que se trata en estos es sobre la muerte del amor, una muerte espiritual, pero debido a su desengaño en el amor, el autor ya no confía en ese sentimiento.

Parte 2 de Donde habite el olvido

En esta parte se englobarían los versos 9 a 15, es decir, las estrofas 3 y 4. Es quizá más pesimista en esta parte del poema ya que su afán es dejar de creer en el amor, intentar por todos los medios pensar en ese sentimiento y romper con todo lo que había pensado del amor.

Parte 3

Finalmente, la tercera parte del poema, de los versos 16 a 22 (estrofas 5 y 6) hablan de querer desprenderse de la sensación del amor, de no querer volverlo a experimentar y que solo quede como un recuerdo en un memoria, librarse de esa sensación de querer estar al lado de una persona.

Qué significa el poema de Donde habite el olvido

Donde habite el olvido se convirtió para Luis Cernuda en una forma de expresar el dolor que sentía por el desengaño amoroso que había vivido. De hecho, para él significó querer no volver a enamorarse, no creer de nuevo en el amor, y desear olvidar todo lo que había pasado.

Todos esos sentimientos los condensa el autor en este poema, si bien el libro tiene muchos más. Sin embargo, es quizá el que mayor énfasis pone ya que habla de la existencia del amor, pero también del sufrimiento que conlleva dejarse llevar por él. Por eso, cuando las cosas no le van como se supone que ha idealizado, lo que quiere es desaparecer, morir, porque a pesar de que ese ángel al que puede hacer mención por «Cupido» ha clavado una flecha de amor, no ha hecho lo mismo en la otra persona.

Por eso, el autor intenta refugiarse en el olvido para cesar en pensamientos negativos y para dejar de sentir dolor y desesperarse por el recuerdo de esos momentos que ha vivido.

Contextualización del poema

Luis Cernuda

Luis Cernuda nació en 1902 en Sevilla. Fue uno de los mejores poetas de la Generación del 27, pero también sufrió mucho, haciendo que sus poesías fueran el reflejo de los sentimientos que experimentaba en su vida.

La primera experiencia que tuvo con la literatura fue a través de su gran amigo Pedro Salinas, cuando estudiaba la carrera de derecho en la Universidad de Sevilla (1919). En esa época, comenzó a conocer a otros autores además de escribir su primer libro.

En 1928 viaja para trabajar en Toulouse. Estará aproximadamente un año, ya que en 1929 comienza a vivir y trabajar en Madrid. Se sabe que trabajó desde 1930 en la librería de León Sánchez Cuesta, además de codearse con otros autores como Federico García Lorca, o Vicente Aleixandre. Fue en esos encuentros con autores que Lorca le presentó a Serafín Fernández Ferro en 1931, un joven actor que robó el corazón del poeta. El problema es que este solo quería de Cernuda su dinero, y, al no sentirse correspondido, fue el momento en que inspiró el poema Donde habite el olvido (junto con el resto de poemas que forman parte del poemario del mismo nombre). En esa época contaba con 29 años, si bien, los poemas son clasificados dentro de su etapa de juventud.

De hecho, le tuvo que marcar demasiado ya que no se conoce que tuviera otro amor más que de ese, por lo que es probable que cumpliera con lo que escribió en el poema de Donde habite el olvido, apartándose del amor y centrándose en otros sentimientos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.