Domingo Villar. «Siempre he sentido fascinación por el mar»

Fotografía: (c)Mariola Díaz-Cano. Con Domingo Villar. Enero 2020.

Que Domingo Villar es un debilidad de quien teclea estas líneas es un secreto a voces, y ninguno si se es parroquiano habitual de este blog donde hay unos cuantos artículos sobre él y sus libros. Tengo, además, la suerte de conocerlo, haberlo saludado en varias ocasiones y haber comprobado que su sencillez como persona anda pareja a su enorme talento como escritor.

Hoy me hago un regalo de cumpleaños con esta entrevista que Domingo tuvo la amabilidad de concederme el mes pasado. Agradecerle su tiempo y dedicación es poco. Lo que agradecemos de verdad muchísimos lectores es tenernos tan rendidos a Leo Caldas y Rafa Estévez, y disfrutar de una prosa de voz tan única como la suya. Graciñas por todo, Domingo.

Domingo Villar

Nacido en Vigo, pero residente en Madrid, Domingo Villar tiene uno de esos prestigios únicos en la novela negra española contemporánea con solo 3 títulos publicados: Ojos de agua, La playa de los ahogados y El último barco. Pero lo entiendes cuando descubres a dos personajes irrepetibles: el inspector vigués Leo Caldas y su ayudante aragonés Rafael Estévez. Y te vas a escenarios como los que rodean y fecundan la ría de Vigo.

Además, una prosa extraordinaria que lees como si navegaras en alguno de los transbordadores que cruzan esa ría de orilla a orilla entre cualquiera de sus pueblos, calas, playas y rincones más ocultos y llenos de belleza. También hay crímenes, claro, y sus investigaciones, pero sobre todo están las existencias de sus personajes y la idiosincrasia más gallega y también más evocadora.

Una amalgama de toques que conforman el estilo de contar historias que tiene Domingo Villar y que le ha otorgado una carrera tan exitosa como fiel por parte de los muchísimos lectores que lo seguimos con devoción. Que hemos sido capaces de aguantar diez años para su última novela y que esperaremos lo que haga falta para la próxima.

ENTREVISTA CON DOMINGO VILLAR

  • ACTUALIDAD LITERATURA: ¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

DOMINGO VILLAR: No estoy seguro del primer libro que leí, pero la primera historia que escribí o, al menos, la primera que recuerdo fue una chorrada titulada El membrillo del desierto.

  • AL: ¿Cuál fue el primer libro que te impactó y por qué?

DV: La isla del tesoro, de Stevenson. Siempre he sentido fascinación por el mar. De niño, veía la ría desde mi ventana y supongo que sentí a Jim Hawkins como a alguien muy cercano.

  • AL: ¿Tus escritores favoritos? Puedes escoger de todos los tiempos.

DV: Robert Louis Stevenson, Dennis Lehane, John Irving, Cormac McCarthy, Camilleri, Muñoz Molina, Marsé, Torrente, Baroja, García Márquez, Carlos Oroza, Leopoldo María Panero, Joaquín Sabina

  • AL: ¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer y crear?

DV: Al pirata Long John Silver, el canalla más encantador de la literatura.

  • AL: ¿Alguna costumbre o manía a la hora de escribir o leer?

DV: Leo recostado, en silencio, en un sofá o en la cama. Escribo con música suave, chocolate y café.

  • AL: ¿Y tu sitio y momento preferido para hacerlo?

DV: Prefiero escribir de noche, cuando la casa se queda en silencio. Suelo ponerme en la mesa del comedor, donde puedo extender mis apuntes y libretas de notas.

  • AL: ¿Qué géneros literarios te gustan más?

DV: La poesía y la novela negra.

  • AL: ¿Qué escritor o libro te ha influido en tu trabajo como autor?

DV: Andrea Camilleri, Vázquez Montalbán, Torrente Ballester, Lorenzo Silva

  • AL: ¿Qué estás leyendo ahora? ¿Por placer o como documentación?

DV: Estoy leyendo para documentarme y tratar de dar buen asiento a mi próximo libro.

  • AL: ¿Y escribiendo? ¿Quizás la cuarta novela del inspector Caldas?

DV: En ello ando, sí, tomando apuntes, tratando de esbozar la historia… Quería haber pasado varias semanas esta primavera en Galicia para pisar y oler los lugares en los que voy a situar el libro, pero el Covid-19 ha tenido otros planes. 

  • AL: ¿Cómo crees que está el panorama editorial para tantos autores como hay o quieren publicar?

DV: Creo que nunca fue tan fácil publicar. Amazon ofrece la posibilidad de autoeditarse y muchas editoriales «pescan» en ese caladero.  El problema es otro: nos estamos quedando sin lectores. Leer es una actividad maravillosa, pero exige un esfuerzo imaginativo que cada vez menos gente está dispuesta a asumir. Estamos dejando de ser actores para convertirnos en meros espectadores.

  • AL: ¿Te está siendo difícil el momento de crisis que estamos viviendo o podrás quedarte con algo positivo para futuras novelas?

DV: No veo casi nada positivo en todo este lío. Al principio parecía tan irreal que durante semanas me resultaba imposible escribir o leer. Y sé que no me ha pasado a mí solo. ¿Para qué fabular si la novela estaba a nuestro alrededor?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.