Cómo crear personajes

Un libro medio escrito

Una novela, un relato, un cuento, una historia tienen en común personajes. Hay alguien a quien le pasa algo y el lector busca saber cómo va evolucionando y sorteando los problemas a los que el propio autor lo mete de lleno. Pero, ¿cómo crear personajes que de verdad sean buenos?

Si es lo que estabas buscando, a continuación vas a encontrar la respuesta. No es algo fácil, ni tampoco algo que haya que seguir a rajatabla. Pero sí te puede ayudar a conocer cuáles son las bases para dar consistencia a un personaje y, sobre todo, para mejorar y que tu historia sea buena.

Qué es un personaje

Escritor pensando en cómo crear a un personaje

Antes de meternos de lleno en los consejos que podemos darte para crear personajes, conviene que entiendas al 100% qué es un personaje.

Según la RAE, personaje es:

«Cada uno de los seres reales o imaginarios que figuran en una obra literaria, teatral o cinematográfica».

Dicho de otro modo, es aquel ser que está dentro de la historia y que actúa en la trama de alguna manera, bien viviendo la historia, contándola, etc.

Realmente el personaje es uno de los elementos más importantes en toda historia. Porque es parte de ella. Puede ser que le ocurra la historia que se narra, que participe de alguna forma (personaje secundario o terciario) o que la cuente (personaje narrador).

Cómo crear personajes

Un personaje de libro cobrando vida

Ahora que tienes más claro qué es un personaje, vamos a hablarte de qué tienes que controlar para que este sea uno de los mejores del mundo. Y aunque no lo creas, un personaje mal hecho puede arruinar toda la historia.

¿En qué te debes fijar?

Personaje realista

Muchas veces se dice que un personaje tiene que tener un nombre, unas cualidades, físico y poco más. Pero, ¿es realista?

Imagínate que vas a escribir una novela histórica de Escocia sobre un guerrero sanguinario. Y pones que es muy culto, que lee libros, que habla de forma educada… ¿Realmente te creerías que existe un personaje así?

Con esto queremos darte a entender que el personaje no puede ser «Superman» y tener todo lo bueno. Hay que conocer a fondo a ese personaje pero, sobre todo, ser realista. Si tú no te crees a tu personaje, ¿por qué lo va a hacer un lector?

Descripción física

Antes de empezar cualquier historia, siempre recomendamos que hagas una ficha lo más extensa posible hablando de cada uno de los personajes que tendrás, sobre todo los más importantes.

En esa ficha, un aspecto muy importante será la descripción física. Esto te ayudará a que, en tu mente, se cree ese personaje y puedas saber los rasgos que tiene: pelo largo o corto, barba, alguna cicatriz o tatuaje, etc.

Todo esto te permitirá no meter la pata cuando estés escribiéndola y cambiarle los rasgos a los personajes.

Dale una cualidad en la que triunfe y otra que sea su defecto

Los personajes, ya sean protagonistas, secundarios, villanos… no pueden hacerlo todo bien, porque si es así, la novela no es creíble. Y lo que tú quieres es que el lector siga hasta el final. Por tanto, si le ofreces una visión utópica, no se lo va a creer.

Lo que sí puedes hacer es darle una cualidad que lo haga muy bien, y que tenga al menos un defecto. Ya sabes que las personas reales tenemos algo que hacemos bien y muchos defectos.

Pues lo mismo debes hacer en el caso de construir personajes para un libro.

Con problemas cotidianos

Muchas veces nos equivocamos al construir los personajes porque no pensamos realmente en el día a día, sino que como queremos hacerlos «idílicos», tendemos a no verlos en situaciones cotidianas.

Por ejemplo, si un personaje hace un viaje en el tiempo, ¿cómo va a comunicarse con las otras personas del pasado? ¿Va a entender su idioma perfectamente? ¿O tendrá que pasar por un proceso de aprendizaje del lenguaje?

Pues esto que parece lógico, muchas veces se olvida.

Así que hay que intentar darle consistencia con problemas cotidianos: quedadas con amigos, llamadas de teléfono, ir al baño, problemas para levantarse…

Personajes que evolucionen

En una novela, la trama hace que los personajes evolucionen y no sean los mismos al principio y al final. Bien porque se enamoran, porque cuentan parte de su pasado, porque cambian de parecer… Hay muchos factores que hacen que se transformen.

Ten en cuenta que tú no eres el mismo antes de que te encuentres con un problema. Por ejemplo, antes de enamorarte, antes de verte inmerso en una trama policíaca… Aunque sea mínimamente, habrá cosas que cambien.

Monta su pasado, pero sin pasarte

Con esto queremos decir que debe tener un pasado, algo en su vida que le haya hecho ser como es. Si no, si sale de la nada, se queda más vacío. Eso no quiere decir que siempre debas darle un pasado. A veces hay simplemente que mostrar a ese personaje como es, y entenderlo.

Pero en ese entendimiento, a veces puede ocurrir que necesites darle un porqué a esa forma de ser. Y ahí es donde entra el pasado.

Dentro del pasado, hay que tener cuidado con pasarse. Es decir, a un lector no le va a interesar todo del pasado del personaje, sino solo lo más importante y relevante que le ha hecho ser como es. Todo lo demás se puede interpretar como «paja».

No te obsesiones con todos los consejos

Libro sobre cómo crear un personaje cobrando vida

 

En este caso vamos a romper con todo lo que te hemos dicho antes. Y es que los personajes, para que de verdad sean buenos, para que triunfen y para que sean verosímiles, lo primero que debes saber es que son “humanos”. Aun cuando estén en tu mente.

Eso quiere decir que debes crear un personaje como si fuera un humano. Visualiza a esa persona y dale los rasgos, personalidad, problemas cotidianos… en otras palabras, piensa en él como si de verdad existiera y como si te estuviera contando su historia. Lo único que deberías añadir son las acciones que hace y las descripciones físicas.

Ten en cuenta que los profesionales y editores consideran que, si una novela tiene una trama desastrosa, pero los personajes son sólidos, se puede arreglar. Pero si estos personajes no son buenos, por muy buena trama que tengas los lectores no van a obtener una buena experiencia de lectura.

¿Tienes más dudas sobre cómo crear personajes?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.