Breve resumen de «Historia de una escalera» de Antonio Buero Vallejo

Antonio Buero Vallejo

En la obra de Antonio Buero Vallejo, «Historia de una escalera», se pone en escena a tres generaciones que habitan un mismo inmueble para representar la frustración social y existencial en la vida española de la primera mitad del siglo XX. La escalera, espacio cerrado y simbólico, y el inexorable paso del tiempo favorecen una estructura cíclica y repetitiva que subraya el fracaso de los personajes.

Acto primero

El primer acto transcurre en un día de 1919. Carmina y Fernando, dos jóvenes que viven en un modesto inmueble, se encuentran en el rellano o «casinillo» de la escalera.

Acto segundo

El segundo acto tiene lugar diez años después. Urbano le pide a Carmina que lo acepte por esposo. Elvira y Fernando se han casado.

Acto tercero

Este tercer acto sucede en 1949, año en que se estrenó la obra. Fernando, hijo de Elvira y Fernando, y Carmina, hija de Urbano y Carmina, están enamorados, pero sus padres han prohibido esta relación debido a la amargura y la frustración que les produce su propio fracaso.

Sinopsis de «Historia de una escalera»

«Historia de una escalera» es una obra de teatro (1947 y 1948) de Antonio Buero Vallejo, por la que recibió el Premio Lope de Vega. Se estrenó en el Teatro Español de Madrid el 14 de octubre de 1949. En ella se analiza la sociedad española, con todas sus mentiras, a través de la vecindad de una escalera.

El tema central de Historia de una escalera

Historia de una escalera nos cuenta la historia de varias personas que se encuentran en la pobreza y durante sus generaciones, siguen manteniendo ese estatus, a pesar de que quieren salir. Sin embargo, no encuentran la salida de su situación y eso provoca que haya resentimiento, envidias, mentiras, rencor… entre todos los vecinos que hay en una escalera. Sobre todo si alguno de ellos sobresale.

Así, Antonio Bueno Vallejo nos muestra cómo la frustración, el querer destacar sobre los demás, y la lucha en las clases bajas sin obtener recompensa va minando a la persona, convirtiéndola en amargada y haciendo que florezca todo lo malo que hay en el ser humano.

Destacan algunas historias que bien pueden ser un fiel reflejo de la sociedad, como es el caso de Fernando, quien de adolescente soñaba que sería un gran arquitecto y rico; y sin embargo, al pasar los años se ve que sigue viviendo en esa casa y sigue siendo pobre.

De alguna forma, el autor hace ver que la educación y la forma de tratar a los hijos influye en estos para que se repita el mismo patrón que les impide salir de esa pobreza.

Los personajes de Historia de una escalera

Como se deja entrever en lo anterior, Historia de una escalera no se centra solo en una época, sino que abarca tres generaciones de tres familias diferentes y cómo estas evolucionan de distinta forma. Así, existen muchos personajes, pero cada uno de ellos corresponde a una generación. En este caso, hablamos de:

Primera generación de Historia de una escalera

En ella los personajes son:

  • Don Manuel: Es un personaje rico que vive en ese lugar pero, al contrario que otros, este quiere ayudar a sus vecinos con el dinero que tiene. Su «ojito derecho» es su hija Elvira, el problema es que esta es una niña caprichosa que, al haber vivido en la riqueza, no se da cuenta de lo verdaderamente importante.
  • Doña Bondadosa (Asunción): Es la madre de Fernando, una mujer que hace lo que puede porque su hijo tenga una vida agradable. Muchos piensan que es rica, pero en realidad es la más pobre del lugar.
  • Paca: Ella es la madre de tres hijos, Trini, Urbano y Rosa. Su marido es el señor Juan y es una mujer autoritaria que le gusta mantener controlados a sus hijos.
  • Gregorio: Era el padre de Carmina y de Pepe, pero fallece y hace que la familia esté en una situación triste.
  • Generosa: Es la mujer de Gregorio, viuda y triste por la pérdida de su marido. A pesar de tener dos hijos, su predilecta es la chica.

Segunda generación

En la segunda generación, han pasado varios años y los hijos que se veían en la primera han crecido. Ahora son jóvenes adultos que empiezan a caminar solos por la vida. Así, tenemos a:

  • Fernando: Enamorado de Carmina. Sin embargo, por querer ser otra persona, y en lugar de decidirse por su corazón, lo hace por el dinero, así que se casa con Elvira. Eso hace que, tras un tiempo, se vuelva fanfarrón, gandul… y que pierda la ilusión por vivir. Tiene además dos hijos, Fernando y Manolín.
  • Carmina: Carmina comienza siendo una chica tímida que no quiere que nadie se fie en ella. Está enamorada de Fernando, pero al final se acaba casando con Urbano. Tiene una hija llamada como ella.
  • Elvira: Elvira creció entre caprichos y dinero, así que a ella nunca le ha faltado nada. Sin embargo, siente envidia por lo que tiene Carmina.
  • Urbano: Se cree que tiene razón en todo y que puede estar por encima de los demás porque sabe más. Es grosero, pero muy trabajador, realista y siempre que puede intenta ayudar.
  • Pepe: Hermano de Carmina. Es un hombre que, conforme la vida va pasando, él se vuelve más huraño y consumido por ello. Finalmente, aunque está casado con Rosa, es un mujeriego y un alcohólico.
  • Rosa: Es la hermana de Urbano. Se casa con Pepe y su matrimonio la lleva a una vida miserable, con lo que van muriendo en vida.
  • Trini: Se queda soltera a pesar de ser guapa y simpática para con los demás.

Tercera generación de Historia de una escalera

Por último, la tercera generación nos presenta a tres personajes, que ya en la anterior se vislumbran:

  • Fernando: El hijo de Elvira y Fernando, muy similar a su padre en cuanto a atractivo, vagueza, gigoló, etc. Le encanta hacer planes para el futuro y su enamorada es la hija de Carmina, Carmina.
  • Manolín: Es el hermano de Fernando y siempre ha sido el mimado de la familia, así que cada vez que tiene oportunidad se mete con Fernando.
  • Carmina: Es la hija de Carmina y de Urbano, con una forma de ser muy parecida a su madre en la juventud. Ella también está enamorada de Fernando, pero su familia no quiere que se empariente con él.

La estructura de la historia

Escaleras, el principal elemento de Historia de una escalera

Historia de una escalera tiene una estructura muy parecida en sí misma a una novela, donde tienes una parte introductoria, un nudo, o conflicto; y una parte de desenlace que, en cierto modo, parece tener un final que repetirá la misma secuencia una y otra vez por los personajes.

En concreto, en esta historia te encontrarás con lo siguiente:

Introducción

Es, sin duda, la primera generación de la historia, ya que se cuentan los orígenes de los personajes, esos niños que aparecen y que van a ser los protagonistas tras el salto de tiempo.

Nudo

El nudo, o conflicto, es la parte donde se presta más atención en las novelas debido a que es donde ocurre toda la esencia de la misma. Y, en este caso, el nudo en sí es toda la segunda generación donde se ve cómo viven, las frustraciones, rencores, mentiras, etc.

Desenlace

Por último, el final, que realmente queda abierto y que sigue el mismo patrón para que se repita todo, es la tercera generación, donde se ve que los hijos van a cometer los mismos errores que los padres. E incluso estos los alientan a lo que hacen.

El significado de la escalera

Uno de los elementos clave de Historia de una escalera, es la propia escalera. Se trata de un elemento imperturbable, que está ahí perenne con el paso de los años, y generación, tras generación se mantiene como nexo de unión de todos los vecinos de ese lugar.

Sin embargo, también muestra el paso del tiempo, ya que al principio se ve una escalera nueva, reluciente, y con el paso del tiempo, y sobre todo siguiendo en ese mar de pobreza y de no poder destacar, se consume, va siendo más vieja, más deteriorada.

De este modo, la escalera en sí misma se vuelve un personaje más que está presente en todas las generaciones y contempla, muda, la vida de los otros personajes.

Frases de Antonio Buero Vallejo

  • Si tu cariño no me falta, emprenderé muchas cosas.
  • Es muy agradable comprobar que a uno se le recuerda todavía.
  • No tengas prisa…Hay tanto que hablar que…También el silencio es necesario.
  • Te quiero con tu tristeza y tu angustia; para sufrir contigo y no para llevarte a ningún falso reino de la alegría.
  • Ellos se han dejado vencer por la vida. Han pasado treinta años subiendo y bajando esta escalera…Haciéndose cada día más mezquinos y más vulgares. Pero nosotros no nos dejaremos vencer por este ambiente. ¡No! Porque nos marcharemos de aquí. Nos apoyaremos el uno en el otro. Me ayudarás a subir, a dejar para siempre esta casa miserable, estas broncas constantes, estas estrecheces. Me ayudarás, ¿Verdad? Dime que sí, por favor. ¡Dímelo! (Frase del libro «Historia de una escalera»).

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Carlos Alonso Pérez dijo

    Aitami contestameee