Autores autopublicados, ¿Calidad o ficción?

El enigma de las brujas de Magda Kinsley, ganadora del premio Círculo Rojo, la principal empresa de autopublicación en castellano.

Los autores autopublicados son el fenómeno literario de este siglo. Nadie duda ya de que la tecnología es el gran impulsor de los cambios sociales del Siglo XXI. Todos los sectores han experimentado grandes cambios y el editorial no es distinto. El fenómeno del libro digital trajo consigo la piratería y también las posibilidades de que cualquiera pueda publicar sus escritos en una plataforma comercial como es Amazon.

El número de autores que, cansados de esperar una respuesta editorial o que por desconocimiento del mercado editorial no llegan a ser leídos por un editor, deciden no dejar sus novelas cogiendo polvo en un cajón y autopublican.

¿Tienen los autores autopublicados peor calidad que los que publican con el método tradicional?

Depende. Los que como Roberto Martínez Guzmán estuvo con uno de sus libros, Siete Libros para Eva, veintiocho días consecutivos en el primer puesto de ventas de Amazon hace unas semanas.  Cuando algo así sucede en un libro autopublicado, con poca promoción, si apoyo editorial y sin inversión en publicidad, está claro que el libro no solo tiene una gran calidad y que atrapa a los lectores, sino que además tiene mucho mérito. Cierto es que, en este caso, las obras de Martínez Guzmán llegan al lector en un estado de corrección impecable, envidiable por cualquier gran editorial.

“Quizá si eres capaz de poner tus libros en el Top 100 de Amazon no te interese publicar con una, por grande que sea.” (Roberto Martínez Guzmán)

¿La autopublicación es un recurso solo para escritores noveles?

Ni  mucho  menos. Encontramos autopublicados que vienen de publicar en una editorial, pero que, por desacuerdos, cifras de ventas u otros criterios no se encuentran cómodos, no continúan y saltan a la publicación como Mariola Díaz-Cano Arévalo. Otros entraron en el mercado editorial de la mano de una editorial de prestigio como Esteban Navarro. Este autor con una larga carrera literaria y dieciocho novelas publicadas entró en el mercado editorial de la mano de ediciones B. A partir de la octava novela publicada con esta editorial empezó a combinar la publicación tradicional con editorial con la autoedición. Y es que el modelo de escritor asocial encerrado en sus aposentos sin saber nada del mundo mientras deja trabajar a su genio interior, ya está en desuso y hoy, con editorial y sin ella, el autor no solo corrige, sino que también es la cara visible de la promoción de cualquier novela, se mueve en redes sociales y es accesible para sus lectores.

«Hoy día ya no es tan importante el respaldo de una editorial como lo pudo ser en otra época, porque el sacrificio siempre recae en cualquier caso sobre el autor.» (Esteban Navarro)

¿Premios para autopublicados?

A veces. Como no podía ser de otra manera, los premios no tardaron en aparecer como forma de llamar la atención sobre autores autopublicados que merecen la pena. El más famoso el Amazon Indie, un premio internacional que cada día tiene más relevancia, para obras autopublicadas. Entre los ganadores hay autores como David Zaplana y Ana Ballabriga, que hoy publican en una editorial tradicional o como Pilar Muñoz, ganadora de la última convocatoria del premio. También hay premios otorgados por las empresas de autopublicación: Círculo Rojo la empresa de servicios editoriales para autopublicación con más pegada en el mercado, tiene su propio premio, lo que no deja de ser una bandera de la editorial para avisar a los lectores de que ellos también publican grandes novelas. Este año la ganadora es la autora Magda Kinsley. 

«La autopublicación supuso un paso decisivo en mi carrera literaria. No solo me ayudó a superar ese temor inicial al fracaso que padecemos algunos escritores noveles, sino que me acercó a muchos amigos lectores y escritores y me permitió cumplir el sueño de ver mi libro en manos de personas que jamás conoceré, pero a quien estaré siempre unida por los lazos de la literatura». (Magda Kinsley)

¿Es la autopublicación la vía para llegar a una editorial tradicional?

En muchos casos. No olvidemos los grandes nombres que se han aventurado con la autopublicación como Eva García Sáenz de Urturi, Federico Moccia, E.L. James (50 sombras de Grey), Fernando Gamboa o Eloy Moreno.

Otros, que están convencidos de que el futuro editorial pasa por la autopublicación, como Clara Tíscar ,  se han convertido en referentes  de la autoedición y continúan publicando sus obras de forma independiente a pesar de la fama alcanzada.

«Si tienes conocimientos de edición o contactos de profesionales que te pueden echar una mano, la autopublicación es una opción cómoda que controlas desde el primer momento. A tu gusto y manera, aunque también hay que echarle tiempo e ilusión.» (Mariola Díaz-Cano Arévalo)

¿Esto quiere decir que no hay falta de calidad en los autopublicados?

Esto quiere decir que depende, pero hay muchas señales que nos indican cuando estamos ante auténticos tesoros como los nombrados en este artículo y ¿a quién de nosotros, lectores, no nos gustaría descubrir al próximo bestseller antes de que sus libros sean conocidos por el público general?

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Manuel Castaño Casquero dijo

    Es cierto. Yo acabo de entrar en ese mundo y me resulta apasionante. Te obliga a corregir y cuidar más tus escritos y a utilizar herramientas antes desconocidas con la posibilidad de ser el propio creador de tus portadas. Te obliga, también, a estar más en contacto con tus posibles lectores.

  2.   Roberto Martínez Guzmán dijo

    Gracias por mencionarme. Y sí, la autoedición no significa que un libro sea mejor o peor, sino que ha sido creado, editado, publicado y promocionado por el propio autor. Y como ocurre en las editoriales, habrá autores que cuidan más sus trabajos y otros menos.
    En la práctica, es un mundo apasionante, pero muy laborioso, en el que el autor debe cubrir el trabajo que en la edición tradicional realiza tu editorial (corrección, edición, maquetación, diseño gráfico, promoción, etc).
    Pros: total libertad de creación y mayor beneficio económico.
    Contras: mayor volumen de trabajo y menos cauces de distribución, sobre todo.
    Sueles llegar a ella por obligación y te quedas por devoción. Pero también por otra razón, en la autopublicación acostumbras a tener tus lectores en el ebook y en la edición tradicional, en el libro en papel. Eso significa que pasar de una a otra será tan arriesgado como número de lectores hayas acumulado hasta ese momento, porque en un gran porcentaje los perderás.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.
Los libros más vendidos en Amazon