Análisis de «Campos de Castilla»

Campos de Castilla

«Campos de Castilla» es la obra más conocida del genial poeta sevillano Antonio Machado y vio la luz en el año 1912, aunque posteriormente fue ampliada cinco años más tarde, en 1917. En esta obra las imágenes son más reales y menos simbólicas que en los libros anteriores de este autor y los paisajes dicen mucho acerca del propio escritor, del género humano en general y de la historia de España.

De hecho la decandencia del país se deja sentir en las meditativas descripciones que el autor hace de algunos lugares o incluso del carácter de algunas personas. Los misterios de la vida o incluso el sentimiento religioso son otros de los temas de un libro bastante profundo en el que Machado desnuda su alma por completo para dejar ver todo aquello que le preocupa o le obsesiona de una manera bastante clara.

La muerte de su amada Leonor se deja sentir en siete de los poemas que conforman el libro. Además la otredad y la perspectiva dan lugar a exquisitos e ingeniosos juego de palabras que se representan especialmente en las «Parábolas». Los «Proverbios y cantares» se acercan formalmente a la filosofía oriental en cuanto a la brevedad y la sentenciosidad de los mismos que recuerdan en ocasiones poemas japoneses o chinos.

Además en el libro hay un romance bastante extenso denominado «La tierra de Alvargonzález», de carácter narrativo en la que se muestran las miserias del hombre, en una historia en la que la ambición y la codicia no entiende de fraternidad.

Finalmente diremos que además de los caminos, los ríos y los mares son dos de los principales símbolos de la obra, siendo los ríos vida y los mares sinónimo de algo absoluto e ilimitado en lo que algunos críticos han creído ver a la figura de Dios.

Situación de Campos de Castilla

La situación de la obra Campos de Castilla tiene lugar en Castilla, concretamente en una aldea, Vinuesa y Muedra, cerca de Cidones. De hecho, aparecen varias ciudades citadas, sobre todo por el hermano menor que es el que ha recorrido mundo y regresa a casa de nuevo. No se conoce exactamente la época en que tiene lugar la historia, pero sí que nos ofrece una parte histórica en la que se vive basado en el sometimiento, las costumbres y la vida conservadora. En ella, la honra y el honor son dos sentimientos muy importantes que definen a las personas.

Además, el autor deja entrever que los actos de los hombres pueden venir influenciados por los comentarios o conversaciones con sus mujeres, de ahí que siembre la duda de quién fue exactamente la idea de acabar con el padre de la familia.

A lo largo de la historia, el hecho ocurrido va transformando de alguna manera a los personajes de la obra, moldeando su forma de ser y adaptándose a lo que han cometido.

Cómo escribe Antonio Machado Campos de Castilla

Campos de Castilla está escrito en tercera persona. Dispone de un narrador que es el que cuenta la historia sin dar ninguna opinión o sentimientos por lo que ocurre, aunque cuando se revisa lo que escribe, sí que, veladamente, está expresando lo que siente.

Las frases son cortas y muy cultas. Salvo las descripciones, todo lo demás busca decir mucho con pocas palabras. Esto es debido a que se trata de una obra en verso, con lo que tenía que regirse por la métrica de un romance.

Al principio, la trama de la historia impacta y es rápida, pero el autor lo hizo para llegar exactamente al asesinato ya que, a partir de ahí, toda la obra está centrada en ese asesinato y en las consecuencias que tiene para los personajes.

En cuanto a la obra, se divide en 10 apartados, cada uno titulado de una manera sirviendo de antesala para contar lo que va a narrarse en cada uno de ellos.

Los personajes de Campos de Castilla

La obra de Antonio Machado es bastante corta, sin embargo, eso no impide que haya varios personajes que sean reseñables y que conviene conocer, no solo a nivel físico (algo que no describe en demasía), sino más a nivel interno, para conocer lo que mueve a cada uno.

Así, entre ellos están:

ALVARGONZÁLEZ

Este es sin duda el protagonista de la prima parte de la obra, y también el padre de otros personajes. No quiere decir que solo aparezca en la primera, sino que también lo hace en la segunda parte, pero de una manera espiritual o incluso fantasmal.

La personalidad que el autor le da a Alvargonzález es la de un hombre que busca hacer todo lo posible para que su familia esté bien y no le falte de nada. Para él, la familia es lo más importante. Además, hablamos de una persona honesta y enamorada de los suyos.

Esposa

La esposa de Alvargonzález no tiene un papel demasiado representativo en Campos de Catilla, sino que es más secundario. Además, conforme avanza la historia, si bien se ve en varios momentos, lo cierto es que el autor la sume en un estado de tristeza por la pérdida de su marido asesinado.

Por supuesto, esto también se puede ver de otra forma, ya que si antes decíamos que Alvargonzález era un hombre que lo daba todo por su familia, y era un enamorado, el hecho de que su mujer lo perdiera también podía interpretarse como que hubiera perdido su sentido de la vida, a la persona que tanto ha querido y la ha querido, que no sabe cómo seguir adelante sin él.

Juan

Juan es el hijo mayor, el primogénito. Pero también uno de los asesinos de su padre. A pesar del cariño que este le daba, el autor ya representa a un personaje con el que no tienes una buena primera impresión. Habla de él describiéndolo con un entrecejo poblado y con muy poca moral.

A lo largo de la historia, este personaje sufre su cruel destino, de alguna manera llevándolo Antonio Machado hacia el dicho «quien la hace, la paga».

Martín

Es el segundo hijo de Alvargonzález, y también otro de los asesinos de su padre. De nuevo, Machado presenta un personaje «feo» con el que no simpatizas sino que recelas. Con ojos huidizos y moral dudosa, tiene el mismo final que el anterior.

Miguel

Miguel es el hijo pequeño de la familia. Hasta ese momento, no ha vivido con ellos sino que, tras una discusión acerca de su futuro, ya que no quería ser monje, se marcha de casa. Cuando vuelve, las cosas entran en acción.

Nueras

En esta obra, también las mujeres de los hijos tienen alguna relevancia, pero no son más que accesorios con las mismas personalidades que sus propios maridos. De hecho, el autor no les da demasiada voz ni voto a ellas.

¿Qué quiere transmitir el autor como conclusión?

Vista de los Campos de Castilla

Campos de Castilla no es solo una obra en la que se cuenta un asesinato. Habla de una historia cuyo centro es el asesinato, pero también que hay justicia divina, es decir, que si alguien hace una mala acción, habrá un castigo, tarde o temprano, para ello.

Así, podríamos decir que Campos de Castilla es un ejemplo de la típica frase «quien la hace, la paga», donde tras el asesinato, los propios asesinos acaban tomando de su propia medicina ya que no logran lo que ellos querían en un primer momento.

Sin embargo, Machado no solo se centra en este tema, sino que habla de otros, de forma quizá más velada, como el «mal de amor», por parte de la madre quien, al perder a su esposo, se sume en una tristeza; o las envidias y los celos por parte de los hijos que provocan el asesinato del padre.

Incluso al final, el autor habla del arrepentimiento de lo que han hecho.

Por qué hay que leer Campos de Castilla

Campos de Castilla es un libro que intenta explicar cómo cualquier tipo de acto, bueno o malo, tiene consecuencias. El más llamativo es sin duda el asesinato del padre a manos de sus propios hijos, y cómo estos son “ajusticiados” finalmente por una “justicia divina”.

Sin embargo, pasa desapercibido cómo la historia del hijo menor cambia. Él se marcha de su casa porque quiere seguir a su corazón y su padre decide darle su herencia para que haga lo que quiera. Así, este se va a ver mundo y regresa, no pobre, sino feliz y enriquecido en cuanto a cultura y a felicidad. Por tanto, también aquellas acciones que son buenas, tienen su recompensa en el libro.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Sharly Josari dijo

    Me parece que debería tener un poco mas profundidad en cuanto al análisis de este poemario que se aleja completamente del Modernismo para abrirse paso a la Generación del 98 a través de un lenguaje sencillo y el abordar problemas frente a la DECADENCIA DE ESPAÑA