Rusia. 7 clásicos imprescindibles de su literatura. ¿Los hemos leído?

Ha empezado el Mundial de fútbol. Ya hay entretenimiento en el orbe para un mes hasta el próximo día 15 de julio. Y este año se está celebrando en ese país tan inconmensurable, hermoso y fascinante que es Rusia. Hoy dedico este artículo a 7 de sus obras literarias más representativas y de 6 autores fundamentales de su historia. Y es posible que si no las hemos leído, sí hayamos visto alguna adaptación cinematográfica. Yo confieso que me falta Guerra y paz, pero el resto están en el haber.

Los rusos y yo

Parte de la parroquia de aquí que me conoce sabe que por motivos que se me escapan, o aún no he acertado a identificar bien, soy rusófila. Será mi amor por el frío y los espacios abiertos, o por la melancolía tan asociada al alma rusa. Y como decía hace unos días uno de mis poetas favoritos es Alexander Pushkin. Pero no sé, el caso es que esa tierra y sus gentes me atraen y también han sido inspiración para una de mis novelas.

Tuve que documentarme para una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial y por eso leí ese crudo Archipiélago Gulag, de Alexander Solzhenitsyn o Vida y destino, de Vasili Grossman, y La madre, de Gorki. La Anna Karerina de Tolstói o El doctor Zhivago de Pasternak las había leído mucho antes porque llevan en mi casa desde que recuerdo, aparte de ver varias adaptaciones al cine. Y los Cuentos prohibidos rusos de Afanásiev me dieron mostraron una perspectiva que no conocía.

Y sí, me queda Guerra y paz como seguramente a la mitad de los mortales del mundo que se han conformado con ver su versión cinematográfica con las caras de Audrey Hepburn, Henry Fonda y Mel Ferrer. Pero son tantos los escritores y las obras literarias tan fundamentales que ha dado Rusia que no habría artículos para suficientes para comentarlas.

7 clásicos

Ana Karerina – León Tolstói

Hay poco que decir de León Tolstói. Es suficiente con su figura de uno de los más grandes escritores no solo ruso sino de la literatura universal. Ana Karenina, publicada en su versión definitiva en 1877,  es considerada su obra más ambiciosa y de mayor trascendencia. De corte realista y psicológico, esta novela describe extraordinariamente la sociedad rusa de la época y muestra una feroz crítica hacia la aristocracia en declive, su falta de valores y la cruel hipocresía imperante.

Coincidió con una profunda crisis moral en el autor que le llevó a escribir esta estremecedora historia de adulterio. Su protagonista, Ana Karenina, se ve abocada a un trágico final empujada por la culpa, la búsqueda del bien y la caída en el pecado, la necesidad de redención, el rechazo social y el trastorno interno que provoca ese rechazo.

Guerra y paz  – León Tolstói

Fueron siete años de trabajo y 1 900 páginas que inducen, cuanto menos, a la paciencia cuando coges el libro. Es posible que por eso, la helada estepa rusa, Austerlitz y Napoleón y los múltiples conflictos entre los protagonistas, seamos tantos los que nos hemos echado para atrás. Después nos han venido las caras de los elegantes Audrey Hepburn, Henry Fonda y Mel Ferrer en la fastuosa, y también larga, producción cinematográfica que firmó King Vidor en 1956. Y la hemos preferido al papel.

En la novela de Tolstoi se narran los avatares de la vida de numerosos personajes de todo tipo y condición a lo largo de unos cincuenta años de historia rusa. Y así nos encontramos la campaña de los rusos en Prusia con la famosa batalla de Austerlitz, la campaña de los ejércitos franceses en Rusia con la batalla de Borodín o el incendio de Moscú. Mientras que en medio se entrelazan las vicisitudes de dos familias nobles rusas, los Bolkonska y los Rostov. El elemento de unión entre ellos es el conde Pedro Bezeschov, en torno al cual se estrechan las complicadas y numerosas relaciones.

Archipiélago Gulag – Alexander Solzhenitsyn

Prohibida muchos años por el régimen comunista, esta es la crónica descarnada de la red de campos de internamiento y de castigo soviéticos donde fueron recluidos millones de personas durante la segunda mitad del siglo XX. Solzhenitsyn estuvo confinado en uno de ellos y reconstruye minuciosamente la vida en su interior Son tres volúmenes y están redactado entre 1958 y 1967 y se trata de un documento imprescindible sobre la época.

El doctor Zhivago – Boris Pasternak

Boris Pasternak fue poeta, traductor y novelista, y en su juventud se codeó con Tolstói o Rilke. Esta es su obra cumbre, que recibió duras críticas del régimen comunista y lo convirtió en un autor proscrito. Pero también lo llevó a conseguir el Premio Nobel de Literatura en 1958.

Yuri Andréyevich, el doctor Zhivago (que ya siempre tendrá la cara de Omar Shariff) se enamora de Larisa Fiódorovna. La historia de amor entre los dos, apasionada, trágica e imposible, en el ambiente de la Revolución rusa es una de las más recordadas de la literatura y también del cine.

Vida y destino – Vasili Grossman

De lectura tan emocionante y conmovedora como dura, Vida y destino, es un inmenso tapiz de historias humanas ha sido comparada con las anteriores de Guerra y paz o Doctor Zhivago. Son testimonios como el dolor de una madre obligada a despedirse de su hijo, el amor de una joven bajo los bombardeos o la pérdida de su humanidad de los soldados en el frente. También imprescindible para los que somos amantes de la Segunda Guerra Mundial.

La madre – Máximo Gorki

Otro grande, Máximo Gorki, tiene en esta obra quizás su mayor logro. El escritor se inspiró en los sucesos que se produjeron en la fábrica de Sornovo durante la revolución de 1905. Y en ella se refleja perfectamente su creencia ciega en una verdadera y posible revolución capaz de mejorar la existencia del hombre.

Cuentos prohibidos rusos – Alexander N. Afanásiev

Incluye una selección de cuentos desde eróticos a anticlericales que este periodista y apasionado folclorista ruso del siglo XIX se encargó de recopilar y de los que ya hablé en este artículo.

Compra los mejores libros
Descubre los libros más vendidos en Amazon. No sabemos si son los mejores pero sí los que más gente compra.

Los libros más vendidos en Amazon


2 comentarios

  1.   Fernando dijo

    Te has olvidado olímpicamente de Fiódor Dostoievski. Lamentable…

    1. Hola, Fernando.
      No, no me he olvidado olímpicamente de don Fiódor. Solo que él se merece un artículo entero que le dedicaré en breve, así que decidí excluirlo de este. Y no se lamente tanto. Hay cosas más importantes para hacerlo ;-).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.