¿Qué son los haikus?

Los haikus son poemas breves

La literatura breve comienza a hacerse un hueco cada vez más amplio en las predilecciones de lectores y nuevos autores gracias a un espacio de Internet que permite rescatar todos esos microcuentos, versos y poemas para evocar una imagen, una sensación o una simple excusa para evadirse.

Uno de los mejores ejemplos de esta fiebre por lo micro y que seguramente muchos ya conoceréis, es el haiku (俳句), también conocido como haikú, un tipo de poema japonés antiguo basado generalmente en una composición de tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, traducción occidental de la métrica de 17 moras que emplea el haiku original. Entre algunos de los otros requisitos que exige esta  forma de literatura oriental se incluye el conocido como kigo (季語), palabra que hace referencia a una época del año concreta o esa constante intención por acercarnos a la naturaleza.

Desde que en el siglo XVII el haiku se popularizara como forma de expresión de la religión zen japonesa gracias al maestro Bashö, muchos escritores han seguido adaptando la métrica original mientras otros la han modificado ligeramente, naciendo haikus con referencias a otras temáticas y formados por versos de más sílabas.
Cómo comenzaron los haikus

El origen de los haikus tiene que ver con la religión en la China Antigua. En esa época de budismo, confuncianismo y taoísmo, empezaron a ser muy populares como una forma de llegar a los demás y de exponer pensamientos. Sin embargo, realmente fue en el siglo XVI cuando empiezan a ser más conocidos gracias a Matsuo Bashoo, una de las figuras más representativas de estos poemas.

Según parece, el haiku es una variante del Haikai, que son poemas de 36, 50, o 100 versos que se componían en grupo, es decir, entre varias personas, un poeta maestro y los alumnos que este tenía. El primero debía escribir 3 versos, de 5-7-5 sílabas. Estos eran denominados Hokku. Después, el segundo, tenía que hacer dos versos de 7-7 y así todos los demás, dándole forma completa al Haikai que parecía escrito por una sola mano.

Cómo escribir un haiku: los elementos

Hay varios elementos en un haiku

Si tienes interés por aprender a hacer haikus, antes de nada debes conocer cuáles son los elementos imprescindibles (y que caracterizan) de los haikus. Estos son:

La métrica

Un haiku se compone de tres versos. El primero de 5 sílabas, el segundo de 7 y el tercero de 5. En total, debe haber 17 sílabas. Este es el haiku clásico, aunque hoy día se permite variar un poco entre los versos. Ahora bien, el total sigue manteniéndose en 17.

Kigo

Un kigo es en realidad la inclusión, dentro del haiku, de la estación del año. No quiere decir que tengas que nombrar el mes en que se está, o si es primavera, verano, otoño o invierno. Pero sí algo que lo represente: nieve, fuego, hojas, flores…

La naturaleza

Existen muchos haikus, y todos son de temáticas variadas, pero los clásicos utilizan la naturaleza como un elemento fundamental en sus creaciones. Por eso, si quieres escribir lo más cerca del «original», piensa en la naturaleza.

Crear un sentimiento

Un haiku no es una combinación de palabras que queden bien y ya está. Deben captar al lector y hacer que sienta algo al leerlo. Por eso es tan difícil escribir haikus que sean de verdad buenos, porque hay que escoger las palabras concretas y darles emoción para que las personas experimenten sensaciones con ellos.

Escribir haikus: cómo hacerlo

Escribe haikus

Ahora que conoces los elementos, es hora de ponerlos en práctica. Ante todo no te desanimes si los primeros no te salen, o son malos, porque has de ir avanzando para conseguir mejorar. Sin embargo, sí hay algunas cosas que puedes hacer.

Leer haikus

Cuando un escritor quiere escribir, antes debe tener una base, y esta se consigue con la lectura de novelas y obras que se relacionan con su pasión. Lo mismo ocurre con los haikus. Si quieres escribirlos, antes tienes que leer muchos para ver la esencia de ellos.

Que no te dé miedo a dejarte influenciar por un autor. En los primeros pasará eso, pero poco a poco irás definiendo tu propia personalidad y haciendo creaciones que sean totalmente originales.

Contempla

¿Qué sientes cuando ves caer el agua de la lluvia? ¿Y cuando ves amanecer o atardecer? A veces, las cosas cotidianas no nos hacen sentir nada, y sin embargo las vemos. Por eso, contemplar buscando esa emoción que nos hace nos ayuda a hacer haikus.

Por ejemplo, un día nublado puede significar tristeza para algunos, pero para otros es felicidad; el frío puede significar dureza, pero también cercanía con los demás.

Cuenta algo

No intentes buscar versos que encajen si estos no cuentan nada. Es lo peor que puedes hacer. Debes crear una historia muy pequeña en esos tres versos que emocione y que, además, sea un todo en una historia.

Selección de haikus famosos

Hay muchos haikus famosos

Para terminar, aquí te dejamos más ejemplos de haikus famosos para que puedas familiarizarte con ellos.

¿Por qué será

que envejezco este otoño?

Van aves por las nubes.

Hasta una choza,

en mundo de mudanzas,

es casa de muñecas.

Fin de año.

¡Siempre el mismo sombrero

y las mismas sandalias de paja!

Matsuo Basho

Bajo la lluvia de verano

El sendero

Desapareció

Yosa Buson

Corté una rama

y clareó mejor

por la ventana.

Masaoka Shiki

El techo ardió:

ahora

puedo ver la luna.

Mizuta Masahide

A pesar de la niebla

es bello

el Monte Fuji

Matsuo Basho

En la razón

sólo entrarán las dudas

que tengan llave.

Mario Benedetti

Sola en la cama

Escucho un mosquito

Revoloteando una triste melodía

Vienen los niños –

me sacan de la cama

y los años se van.

Para mi trabajo

En el fregadero

El canto del uguisu

Visité su tumba en Kiso.

De abrir la puerta mostraría al Buda

Brote de flores

Señalan con la mano –

En puntillas los niños

la luna admiran.

Hawai Chigetsu

En el agua

teme a su reflejo

la luciérnaga.

Mañana nevada.

Por todas partes

huellas de zuecos.

Verano.

A través de la nubes

hay un atajo a la luna.

Ni una sola hoja

No duerme ni la luna

En este sauce

Den Sute-jo

Los caballos al galope

Huelen sus cuartillas

Un perfume de violetas

Roza

El hilo de la caña de pescar

La luna en verano

Como la nieve

mi pálido reflejo

en el agua.

Todo lo que recogemos

en la playa de marea baja-

se mueve

Sin niño que se acerque

Las paredes de papel

Están frías

En el llano y la montaña

Todo parece inmóvil

Esta mañana nevada

Si por las mañanas se cierran

las campanillas en flor.

¡Es por el odio de los hombres!

En las lluvias de primavera

Todas las cosas

Son más bellas

La rama en flor del ciruelo

otorga perfume

al que la corta.

Del violeta de las nubes

Al morado de los iris

Se dirige mi pensamiento.

¡Luciérnagas. Luciérnagas!

Por el río

las tinieblas pasan.

Muchas veces

¡Hototogisu, hototogisu!

y amanece.

Habiendo observado la luna

Parto de esta vida

Con una bendición

El agua se cristaliza

Las luciérnagas se apagan

Nada existe

Chiyo-Ni

Soledad.

Las nubes en el pico de la montaña

Y el saltamontes salta en el valle.

Huyemaruko Shizuku

Cortando la paja

Bajo estrellas marchitas

Mi guadaña golpea una tumba

Hiramatsu Yoshiko

Mil pequeños peces blancos

Como si hirviera

El color del agua

Konishi Raizan

Vacilas, rosal.

¿Es que no quieres salir

De la semilla?

Carmelo Urso

Pequeña luna,

recuerda que el amor hoy

está de paso.

Freddy Ñáñez

Anoche cubrí
mis hijos dormidos
y el ruido del mar.

Watanabe Hakusen

Huye el rocío.
En este mundo sucio
no hago yo nada.

Kobayashi Issa

Lo peor del eco
es que dice las mismas
barbaridades.

Mario Benedetti

Lejos un trino.
El ruiseñor no sabe
que te consuela.

Jorge Luis Borges

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

Octavio Paz

El espantapájaros
parece humano
cuando llueve.

Natsume Seibi

Recorriendo su tela
esta luna clarísima
tiene a la araña en vela.

José Juan Tablada

Un leve instante
se retrasa sobre las flores
el claro de luna

Por todas partes
se precipitan las flores
sobre el agua del lago

Brisa ligera
apenas tiembla
la sombra de la glicina

El crisantemo blanco
el ojo no encuentra
la menor impureza

Al olor del ciruelo
surge el sol
sobre el sendero de montaña

Primavera, de Bashö

Lluvia de anoche
cubierta esta mañana
por la hojarasca.

Io Sogui

Llegó el otoño:
una lluvia tranquila
limpia las uvas.

César Sánchez

¿Os animáis a compartir vuestros haikus propios o favoritos?


7 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   jaime dijo

    Estimado Alberto: si te interesa el haiku te animo a leer mi ensayo «Shasei. Introducción al haiku», que es un manual para comprender esta composición, desde sus orígenes hasta ahora, con pinceladas sobre la mentalidad y cultura japonesas. En ella también hay un espacio para las barbaridades que se han cometido en Occidente en esta materia (empezando por Benedetti y Borges).

    Puedes ver mi blog aquí: haikutoledo.blogspot.com
    Y para comprar el libro de forma online: http://lastura.es/?product=shasei-introduccion-al-haiku
    instagram: haikutoledo

    Gracias y enhorabuena por tu iniciación en este maravilloso mundo del haiku.

  2.   Roberto Soto dijo

    ¿Borges escribió «barbaridades»? Mira que eres tonto.

  3.   patto dijo

    la poesia solo es el arte de decir lo que uno siente,definir contar,enumerar,solo es de los que no entienden el poema.tonterias escribimos todos,sobre todo los que prentenden medir lo que escribirmos.
    el arte de escribir
    sigue al arte
    de sentir

  4.   anonimo dijo

    el camino es largo pero se hace corto este es un haiku

  5.   Carlos dijo

    Precisamente el haiku de Benedetti es el mejor de todos

    Grande Benedetti. Me animaré a escribi alguno y enviarlo

    1.    Juan Haiku dijo

      El camino es largo? Qué Carlos? Qué te pasa?

  6.   Ame Ame Ame dijo

    Oblicuamente
    se cubre cada sombra
    de su silencio.