Yeats y los testículos de mono…

yeats

Impresionante historia la del poeta irlandés Yeats.

Este hombre, al que el sexo le gustaba en exceso y que parecía ser el motor de su literatura, soñó en más de una ocasión con una menor cantidad de impulsos sexuales para tener la mente más clara y más limpia y poder así centrarse en su trabajo.

Al saber que en algunos lugares, como extraño procedimiento, se llevaban a cabo operaciones en las que se sustituían los testículos humanos por testículos de mono, Yeats decidió que quería probar y tras comunicárselo a los suyos no fue capaz de ceder ante los consejos de desistir en tan rara empresa.

Tal fue su empecinamiento, que  llegó en día en que sus partes bajas fueron operadas y sustituidas por las de un primate y desde ese momento… Yeats pareció perder la chispa.

No sabemos si llegó a arrepentirse ya que tal vez viviese más tranquilo sin impulsos sexuales, lo que sí sabemos es que desde entonces su literatura no volvió a ser la misma, cosa que él mismo reconoció a un amigo al que dijo que:

“Mis versos se vuelven fríos y cerebrales. Todo el deseo y lascivia que hacían surgir mi poesía se diluyen”.

Más información – Anécdotas literarias, entre la ficción y la historia


Escribe un comentario