Ya queda menos para Tokyo Ghost de Remender y Murphy

Ya queda menos para Tokyo Ghost de Remender y Murphy.

Ya queda menos para Tokyo Ghost de Remender y Murphy.

Rick Remender se ha ganado a pulso el estatus que ahora mismo ocupa en la industria del cómic. El trampolín que supuso Fear Agent en su carrera sin duda alguna no hizo más que confirmar lo que algunos ya pensaban de él. Que aúna su imaginación prolífica con una inquietud constante por seguir contando nuevas historias y tratar la ciencia ficción desde todos los ángulos que se puedan pensar. Este mes de septiembre, Remender vuelve a la carga en compañía de uno de mis dibujantes favoritos, Sean Gordon Murphy, a los que además se suma el enorme colorista Matt Hollingsworth. Los tres son los responsables del lanzamiento de Tokyo Ghost, que sale con la misión de transportar a los lectores a una distopía de adictos a la tecnología. Con el sello de Image Comics (como no), Tokyo Ghost es un combo que por un lado sirve de homenaje a las visiones sombrías que muchos creadores han contado otras veces acerca del futuro en los cómics y películas, y por otros lado introduce historias de samurais (con Murphy eso es ya decir ¡compra segura!) y de tecnología en un mundo real.

La historia de Tokyo Ghost se centra en los dos protagonistas, Led Dent y Debbi Decay, y de como entran a trabajar en la corporación más importante del planeta, la que controla todo el sistema, Flakworld, pagando a una especie de policía que homenajea a los jueces de Juez Dredd más que a una policía corriente. Led es un tipo distraído y desconectado de la realidad, que necesita alguien que le pueda seguir anclando a esta. Ese “alguien” es Debbi Decay, ya que ella está libre de usar la tecnología y le encanta Led. Ellos han estado juntos desde que eran adolescentes y así quiere que sigan estando. De momento creo que estamos ante una serie abierta con visos de que pueda durar todo el tiempo que sus creadores quieran. Solo con mentar las influencias de Robocop y Blade Runner por parte de Remender ya tienen aquí un fiel seguidor para los restos. Habrá que esperar pues que haya una edición española que nos podamos echar a la boca, o sino será de las que acaben cayendo en su versión original.


Escribe un comentario