¿Por qué no hay clásicos literarios del siglo XXI?

Gabriel García Márquez habría cumplido hoy 89 años

Desde hace un tiempo quería escribir sobre un tema algo concreto, quizás incluso retorcido, pero que desde un tiempo lleva visitándome en alguna que otra ocasión.

Cuando hablamos de clásicos de literatura hay títulos como La Odisea, Cien años de soledad, Las uvas de la ira y un largo etcétera de libros entre los que, curiosamente, hay pocos o más bien ninguno publicado durante los últimos treinta años. De hecho no hay más que ver listas tipo 100 mejores libros de la historia o 100 mejores libros según X publicación.

Y es entonces cuando surge la pregunta de si volverán a existir los clásicos literarios.

Llámalo best-seller

50-sombras-de-grey

Hasta hace unos años publicar tu obra no era tan fácil. Las editoriales se convertían en el único filtro para nuevos autores y los medios de difusión no contaban con Twitter, Facebook y demás herramientas convertidas en nuestro pan de cada día. Un panorama a priori mucho menos enriquecedor pero que, aún así, ofrecía clásicos literarios, libros que trascendían a lo largo del tiempo, que los lectores se empeñaban en hacer relucir por encima de otros.

Desde la Antigüedad conservamos La Odisea de Homero, en los años 10 Ulises de Joyce abrió nuevas puertas, en los 30 Las uvas de la ira se convertiría en referente de una generación, en los 60 Gabriel García Márquez definiría Latinoamérica en un sólo libro con Cien años de soledad y después, bueno, después hemos tenido grandes libros, pero pocos de ellos se verán acompañados de la palabra “clásico”.

En su lugar, hoy día hay best-sellers y en su mayoría todos ellos son repudiados por quienes se consideran amantes de la literatura (desde Grey y sus sombras hasta los vampiros de Crepúsculo, siendo Harry Potter una de las pocas excepciones). Y lo curioso de todo reside en el hecho de que vivimos en una época en la que las grandes posibilidades para autores de publicar o de encontrar libros a remarcar son inmensas, pero aún así seguimos recurriendo a los clásicos como referentes de una literatura que ha cambiado mucho.

Posiblemente los padres dejaran de ceder sus tesoros literarios a sus hijos, quizás los hábitos de consumo hayan alterado tales reconocimientos o puede que necesitemos de muchos más años para poder llegar al punto de mirar atrás y reconocer a un clásico (sería lo lógico, pero a veces no estoy tan seguro).

Lo peor de todo no es que no haya libros buenos (que los hay), sino que haya libros buenos que no sean reconocidos como clásicos, sino simplemente como comerciales.

Y no es lo mismo.

Este post no trata de cambiar el mundo sino simplemente plantear preguntas, así que la bandeja de comentarios es toda vuestra.

Abrazos.

PD: Hace unos meses escribí sobre 5 clásicos literarios del siglo XXI, a modo de personal recopilación de lo que podría considerarse literatura de calidad o trascendente. Pero era sólo mi opinión, no la del mundo.

 


Categorías

Literatura

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Kaiser dijo

    Estoy de acuerdo. Saludos

  2. Creo que la literatura desde que hay INTERNET y tantas librerias gratis ya no es comercial, ya no se venden libros ni música ni periódicos y hemos llegado a tener más escritores que lectores, por lo que no sería de extrañar que en poco tiempo se designen a lectores clásicos.

    Gracias por no comprar mis novelas.
    No hagais caso de buenas y tantas críticas que me complican la vida con impuestos. http://antoniolarrosa.com

Escribe un comentario