Ya hay tráiler de Constantine

Os comenté allá por febrero que se había encontrado al candidato idóneo para hacer de John Constantine en la serie de televisión que estaba preparando la NBC. Dicho candidato era el actor galés Matt Ryan, quizá no muy conocido para el público en general, pero con un par de películas destacables a sus espaldas (Layer Cake y Atraco por duplicado), más una participación regular en la serie Mentes Criminales: Conducta Sospechosa. Pues bien, ya tenemos tráiler de lo que sería el primer capítulo y la verdad es que no pinta nada mal, si bien habrá que ir con ciertas reservas porque este piloto que sirvió para convencer a los productores está dirigido por Neil Marshall. Os dejo arriba con el mencionado tráiler (ojo que es largo y desvela bastantes cosas) y abajo con la sinopsis con que se presenta esta serie que esperemos llegue por estos lares a no mucho tardar.

Basada en la popular serie de cómics “Hellblazer” de DC Comics, el experimentado cazador de demonios y maestro de lo oculto John Constantine (Matt Ryan, “Criminal Minds”) se ha especializado en convertir en un infierno… el infierno. Armado con un feroz conocimiento de las artes oscuras y un ingenio perverso, lucha por el bien – o al menos lo hacía. Con su alma ya condenada al infierno, está decidido a dejar la vida, pero cuando los demonios acosan a Liv (Lucy Griffiths, “True Blood”), la hija de uno de unos viejos amigos de Constantine, debe volver a la palestra de mala gana – y hará lo que sea necesario para salvarla. No mucho después, se revela que la “segunda vista” de Liv – una habilidad para ver los mundos detrás de nuestro mundo y predecir sucesos sobrenaturales – es una amenaza para un misterioso nuevo mal que está creciendo en las sombras. Ahora no solo Liv necesita protección; sino que los ángeles empiezan a preocuparse también. Así que juntos, Constantine y Liv deberán usar sus poderes y sus habilidades para viajar por el país, encontrar los demonios que amenazan nuestro mundo y enviarlos de vuelta a donde pertenecen. Después de eso, quién sabe… quizás todavía quede esperanza para él y su alma.


Escribe un comentario