Vila-Matas, un escritor diferente cada día

Vila-Matas

Hoy nos centramos en una interesante reflexión que en su día hizo el escritor Vila-Matas, acerca del momento en que quien escribe retoma un texto que comenzó la noche anterior y trata de proseguirlo. Quien alguna vez haya escrito (al nivel que sea) o llevado a cabo algún tipo de creación artística sabrá que las palabras que a continuación reproduciremos tienen mucho de cierto.

Esto fue lo que dijo:

“Me siento -todavía es oscuro- ante el ordenador y trato de retomar lo escrito la tarde o la noche anterior. Confío en la salida del sol. Mientras tanto, tareas de corrección, que son en realidad un intento de encontrar una continuidad -una identidad común- entre el escritor de ayer y el de hoy”.

Se trata de meterse de nuevo en su pellejo de ayer, prueba de que nacemos y morimos a cada segundo. El propio escritor ha de hacer en esos casos una conexión entre dos puntos distantes de su existencia, ha de recrear en su interior el estado justo que él mismo tenía ayer del mismo modo que los lectores tratan de ponerse en la piel de los personajes de una novela. Se mira de manera ajena, tratando de entender el mensaje cifrado que ayer se dejó pendiente para poder continuarlo hoy… reconoce la multiplicidad de personas que habitan en uno.

Más información – Delibes y lo que es el trabajo

Foto – ADN Perú

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)

 


Escribe un comentario