Verne adoraba a Wells

julioverne

Todos los escritores tienen autores favoritos y es indudable que estos actúan a veces como espejos en los que ellos mismos se miran tanto para ver las similitudes y cosas positivas como para poder apreciar las diferencias.

Precisamente Julio Verne, al que algunos allegados decían que se parecía a Orson Wells, uno de sus favoritos, tenía muy claro cuáles eran las similitudes y las diferencias en la manera de escribir de cada uno de ellos y no dudaba en expresarlo:

“Algunos de mis amigos me han dicho que su trabajo se parece mucho al mío, pero creo que se equivocan. Lo considero un escritor puramente imaginativo, digno de los más grandes elogios, pero nuestros métodos son completamente diferentes. En mis novelas siempre he tratado de apoyar mis pretendidas invenciones sobre una base de hechos reales […] Las creaciones del señor Wells pertenecen a una edad y grado de conocimiento científico bastante lejano del presente, por no decir que completamente más allá de los límites de lo posible. No sólo elabora sus sistemas a partir del reino de lo imaginario, sino también los elementos que le sirven para construirlas. Por ejemplo, en su novela Los primeros hombres en la Luna se recordará que introduce una sustancia antigravitatoria completamente nueva, de la cual no conocemos ni la pista más ligera acerca de su modo de preparación o su composición química real”.

Más información – Anécdotas literarias, entre la ficción y la historia


Escribe un comentario