Ventajas de los libros electrónicos

Hace unos meses, a raíz de la presentación de Kindle, el dispositivo portátil de lectura de Amazon, se habló mucho en los medios de comunicación sobre los libros electrónicos. Se oyó una vez más a mucha gente a quién no le terminan de gustar porque no ven en ellos la comodidad de lectura que sí encuentran en los libros en papel.

Un ordenador portátil haciendo de dispositivo de lectura.

Ciertos lectores no ven nada claro, parece, que el libro electrónico vaya a ganar el pulso del futuro del libro. Y, sin embargo, cada vez se lee más a través de pantallas. Tal vez sea porque los libros electrónicos tienen algunas ventajas que no se pueden obviar. Entre ellas:

Son más ecológicos. Por lo menos en tanto que no se necesitan kilos y kilos de papel para imprimirlos. El peligro para el medio ambiente con los libros electrónicos estaría, en todo caso, en que el proceso de fabricación de dispositivos portátiles fuese muy agresivo, o en que la recogida de los aparatos inservibles se hiciese mal, pero seguro que es posible encontrar productos especialmente amigos de la naturaleza. Incluso los hay, como Snippy, que funcionan con placas solares.

Son muy cómodos. Se pueden llevar a cualquier lugar y en un solo aparato se pueden almacenar gran cantidad de títulos. Para quiénes leer en una pantalla tradicional no es un problema, existen dispositivos que incluyen iluminación, de manera que el usuario puede leer en sitios en los que no se pueden encender las luces, como en un automóvil de noche.

Permiten búsquedas e indexaciones. Potencialmente al menos. Todos los libros electrónicos guardados en formato de texto permiten que el lector busque dentro de ellos una palabra concreta que por lo que sea quiere encontrar, y son susceptibles de ser indexados para realizar búsquedas de palabras o frases dentro del contenido (no solo en el título y el autor, sino en el texto completo). A medida que se vayan perfeccionando los programas de reconocimiento óptico de caracteres, es previsible que se vaya ampliando el espectro de libros con estas posibilidades.

Son más accesibles que los libros en papel. Las personas con dificultades visuales o con ceguera pueden oír el contenido de los libros electrónicos a través de programas que pasan el texto a voz.

Son más económicos. Tanto que el coste marginal es prácticamente cero. No hay gastos de impresión, ni de distribución en el caso de que se consigan en Internet.

Son más discretos. Todos los lectores que no reconocen su afición a los best-sellers (por ejemplo) estarán encantados con los dispositivos portátiles: podrán leer en el metro sin que la cubierta les delate.

Referencias


4 comentarios

  1.   Anouka dijo

    Hace unos días tuve ocasión de probar uno de éstos lectores, concretamente el Reader 505 de Sony; y tengo que decir que, pese a mis reticencias iniciales, me sorprendió gratamente.

    He de reconocer que, en determinadas circunstancias tiene sus ventajas: con un tamaño que viene a ser como el de un libro de bolsillo, permite descargar y transportar infinidad de libros (aproximadamente 160) a un precio bastante más reducido que el del libro en papel; la visibilidad, al menos en este modelo, es bastante buena y el consumo de batería es mínimo; a lo que hay que añadir el ahorro considerable de papel, especialmente en el caso de personas que tengan que leer muchos libros, por ejemplol, editores.

    La única pega, de momento, la poca oferta de libros en español.

    Saludos!

    Saludos!

  2. Estimada Anouka,

    Es cierto, lo de la falta de oferta es un verdadero lastre. A ver si el creciente interés de los lectores anima a las editoriales a ponerse manos a la obra.

    Un saludo.

  3.   nelson gerstl dijo

    deseo saber si existen autores modernos, en dichos libros electronicos,en idioma espanol, y si tuviera que pagarlos.

  4. Hola nelson gerstl: pues lo mejor es, antes de desembolsar una cantidad importante de dinero en un dispositivo de lectura, buscar si los autores que nos interesan editan en electrónico o si, por lo menos, por los contenidos que hay nos vale la pena el gasto. Dependiendo del formato que use el dispositivo de elección, puedo confirmar que hay autores contemporáneos o no. Un ejemplo de biblioteca actual en electrónico y además (a menudo) gratuita es la Librería de Libro de Notas: http://libreria.librodenotas.com (sirve para los dispositivos que leen PDF).

    Un saludo.

Escribe un comentario