Una más de Liefeld

Parece como si le tuviera especial inquina a Rob Liefeld… y así es. No, bromas aparte, la verdad es que me limito a ir recogiendo las cagadas que va dejando por el camino este autodenominado adalid de los dibujantes. La última después de su salida más que sonada de DC, es el legado que ha dejado en la compañía. Y no me refiero a líos administrativos ni de jaleos de despacho, que lo mismo también, sino su legado en forma de páginas/ideas en la colección Deathstroke, que cumplido el año de funcionamiento llega a su número cero (en el evento mensual Zero Month que afecta a todas la colecciones DC).

Aquí arriba tenéis el particular estilo amorfo de Liefeld en una página de dicho tebeo. ¿Que cual es?, la franja de la izquierda. ¿Qué es lo mismo que lo otro? claro que sí, ahí está el tema, que ha fusilado aparte de esta, un buen puñado de páginas del Tales of Teen Titans de Marv Wolfman y George Perez… Si queréis ver el resto de viñetas que directamente ha “homenajeado” pinchar en el siguiente enlace. Dedicado para los que aún se empeñan en defender lo indefendible.

Fuente: Bleeding Cool.


Escribe un comentario