Un estudio revela los 6 arcos narrativos de la literatura occidental

Los 100 mejores libros de todos los tiempos

Un arco narrativo se trata del esqueleto argumental de una obra, más aplicado al género drama que al cómico. Un ejemplo sería “hombre con problemas hace una promesa-surgen problemas-cumple su promesa pero muere”, un hilo que va más allá del conocido planteamiento-nudo-desenlace.

Un aspecto que, si bien puede no llamar la atención en un primer momento, ha sido recientemente estudiado por  el Computational Story Lab, de la Universidad de Vermont, a partir de 1.700 libros del Proyecto Gutenberg a fin de segmentar aún más los patrones y motores de búsqueda de los lectores en Internet.

El resultado ha sido la confirmación de estos 6 arcos narrativos de la literatura occidental.

El encanto de lo predecible

Cuántos libros reconoces por sus finales

Según el escritor francés George Polti, en Occidente existen mas de 36 tipos de historias dramáticas, si bien otros han afirmado cantidades que van desde los 7 arcos narrativos hasta 20 en total.

Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Vermont, y en el que cual se han estudiado 1.700 libros – más clásicos que contemporáneos, por cierto -, ha confirmado que, realmente, la literatura occidental se divide en seis arcos narrativos recurrentes. Estos siguientes esqueletos o tramas serían las siguientes:

  • De harapos a riquezas (la historia avanza hacia un final feliz). Ejemplo: Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll.
  • Hombre en un agujero (la buena suerte se acaba, pero el protagonista renace de sus cenizas). Ejemplo: El Mago de Oz, de L. Frank Baum.
  • Cenicienta (comienza con una situación feliz, seguida de un revés, pero con final feliz). Ejemplo: Cuento de Navidad, de Charles Dickens.
  • Tragedia o De riquezas a harapos (las cosas sólo empeoran). Ejemplo: Romeo y Julieta, de William Shakespeare.
  • Oedipus (mala suerte, seguido de una promesa, terminando con una caída final). Por ejemplo: El expreso de Roma, de Arthur Griffiths.
  • Icarus (comienza con una situación feliz o prometedora, pero finalmente todo empeora). Por ejemplo: La Biblia.

Para comprobar mejor los gráficos aquí podréis ver los diferentes ejemplos narrativos convertidos en carne de diagrama.

Entre algunos de los libros que han arrojado esquemas mucho menos predecibles durante el estudio tendríamos la saga Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin, ya que abarca historias segmentadas derivadas de una misma trama. Otro ejemplo sería Harry Potter y las reliquias de la muerte, la cual es una de esas obras cuya trama ofrece más altos y bajos en comparación a otros títulos de la saga.

Según ha afirmado la investigación, el objetivo sería incluir futuras estadísticas con libros procedentes de otras culturas como la hindú, la china o la africana.

¿Te atreves a copiar y pegar y enunciar una obra para cada uno de estos 6 arcos narrativos?

¿Eres más Cenicienta o Icarus?

 

 

 


Categorías

Varios

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

Escribe un comentario