“Un día de cólera”: revisión histórica de Arturo Pérez-Reverte

libros decada 50
Muy esperado este regreso de Arturo Pérez-Reverte a la novela y, más concretamente, a la novela histórica. Pero no es ficción ni un libro histórico puro; ni tiene un protagonista concreto. Su autor hace una revisión de los hechos que acaecieron en Madrid, el 2 de mayo de 2008. Son los propios personajes históricos los que ponen límite a la imaginación del novelista, que nos traslada un texto narrativo hecho con multitud de historias que protagonizan héroes y cobardes, víctimas y verdugos.

Pérez-Reverte, autor que ha mostrado en varias ocasiones su gusto por la Historia, tiene un amplio y fiel público en gran parte gracias al dinamismo de su prosa.  Y este tema en concreto, la Guerra de la Independencia, es uno de sus favoritos: ya lo había desarrollado en obras como “El húsar”, “La sombra del águila” y “Trafalgar”, pero, en esta ocasión, ha buscado, según sus propias palabras, una técnica más documental, aunque con gran elaboración en el lenguaje.

Y, para muestra, un botón:«A su alrededor, espantado, el presbítero escucha el clac, clac, clac, de innumerables navajas que se abren. Cachicuernas albaceteñas de siete muelles, con hojas de entre uno y dos palmos de longitud, que los hombres sacan de las fajas, de los bolsillos, de bajo los capotes y las chaquetas, y con ellas en las manos se lanzan ciegos, gritando encolerizados, al encuentro de los jinetes que avanzan.—¡Viva España y viva el rey!… ¡A ellos!… ¡A ellos!El choque es brutal, de un salvajismo nunca visto. Tan ebrios de ira que algunos ni se preocupan por su seguridad personal, los madrileños se meten entre las patas de los caballos, se agarran a las bridas y se cuelgan de las sillas, apuñalando a los mamelucos en las piernas, en el vientre, destripando a los caballos que caen patas al aire coceando sus propias entrañas.—¡A ellos!… ¡Que no quede moro vivo!»  Las palabras del propio escritor son muy significativas: “Quería contarlo de otra forma.

Se ha contado muy bien, Galdós lo contó muy bien y  hay libros de historia bastante buenos, pero yo quería contarlo desde dentro de la gente, quizá lo que no se contó nunca fue desde el punto de vista de la gente que es- tuvo peleando. Por suerte, hay muchísimo testimonio de las víctimas, de testigos que lo vieron todo y que dejaron constancia de cada hecho. Me apetecía mucho contar la historia como si estuviera el lector en la calle.

Cómo habría visto este día si hubie- ra estado corriendo por las calles de Madrid de un lado a otro, disparando, con el barullo. Cómo habría sido, cómo lo contaría a mis amigos después de haber sido testigo directo de los hechos. Me fui a los documentos, y con ellos en la mano me fui a mapas de la época, cruzándolos con mapas actuales, y me fui a los sitios para contar ese movimiento de masa, de gente, de pueblo.

Ahora entiendo bien lo que ocurrió, ahora entiendo bien por qué pasó todo como pasó, por qué murió la gente donde murió, por qué pudieron resistir donde resistieron. Ha sido como viajar atrás, una experiencia muy interesante”.     Una experiencia de unas 400 páginas que, por un poco menos de 20 euros, puede quedarse con nosotros para siempre.


Un comentario

  1.   oliver meneses dijo

    Hola, ya andando en el tema de historias épicas, contemporánea en este caso, les anexo el Book Trailer de un libro que está por publicarse, seguro lo encuentran interesante.

    http://www.youtube.com/watch?v=z5yTRPrJ_xI

    Además el blog donde se empezó a reseñar el proyecto,

    http://showbeast.wordpress.com/

    Muchas gracias y adelante con el gran trabajo!
    sds
    OM

Escribe un comentario