Umberto Eco: Ordenador y Bolígrafo a partes iguales

Foto de Umberto Eco

Uno de los grandes dilemas, en función del cual se podría hacer una división de los autores entre los más nostálgicos y los más actualizados, es la de la elección del instrumento de escritura: Unos siguen tirando de bolígrafo (o de pluma los más apegados a otros tiempos y procederes) mientras que otros prefieren las comodidades y posibilidades que ofrece el ordenador.

Lo cierto es que la primera de las formas es quizá más auténtica pero la segunda ofrece la comodidad de poder borrar y reescribir sin que ello implique tener que ver borrones. Ambas son igual de válidas, por supuesto, y cada escritor se decanta por la que mejor le va según sus características personales.

Sin embargo esta dicotomía no es de carácter excluyente, ya que en algunos casos, como en el de Umberto Eco, ambas modalidades de escritura se dan cita en una misma persona:

“Uso los dos instrumentos, pero no indistintamente sino con arreglo a un estado de ánimo o una situación. El tren o la habitación de hotel no crean las mismas necesidades que la oficina. Algunos asuntos requieren la lentitud de la escritura a mano, justamente porque el papel se resiste a la velocidad del pensamiento. Otros, sobre todos los que se han reflexionado mucho, se prestan mejor a ser tecleados, porque hace falta, literalmente, arrojarlos de sí”.

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – La Mula

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario