Torrente Ballester: El escritor con grabadora

Foto de Torrente Ballester

La mayoría de escritores suele llevar a mano un pequeño cuaderno y un bolígrafo para hacer aquellas anotaciones pertinentes de todo aquello que se les ocurre y que ven útil para sus siguientes obras.

Sin embargo algunos, como el genial Torrente Ballester, no desenfundaban el bolígrafo, sino que directamente le daban al botón REC.

Esto es así porque el escritor gallego se acostumbró a no salir de casa sin su grabadora de voz, de una conocida marca japonesa, que a modo de cuaderno electrónico iba registrando todas las ocurrencias del sensacional e inimitable novelista, que de este modo no se dejaba ninguna idea en el limbo.

Después, una vez en casa, cuando lograba aislarse del mundo, encendía la grabadora y transcribía todo aquello que creía que verdaderamente había sido un acierto y lo dejaba a la espera de ser incluido en alguna de sus creaciones.

Y es que cuando se habla de que la tecnología está al servicio de los escritores, no hay que pensar solo en los ordenadores: algo tan sencillo como una grabadora y una cinta han sido para muchos la mejor de las ayudas y gracias a ello han llegado hasta nosotros renglones que no querríamos habernos perdido.

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Santillan

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario