“Todo sobre nada”, gran obra de Miguel Albero

Miguel Albero

Miguel Albero se hizo con el prestigioso Premio Gil de Biedma de 2011 gracias a esta genial obra en la que mediante una serie de poemas que encierran cierto tono narrativo, da voz a un enfermo terminal que languidece en un hospital y deja grabadas sus últimas impresiones en un papel.

La muerte está próxima, y el paciente lo sabe. Esto es así por que lo ve en dos caras: en la suya cuando se mira al espejo, pero sobre todo en la de las visitas, que no saben a donde mirar y se muestran nerviosas y con ganas de salir de esa tumba en vida que es su habitación, lo antes posible.

Pese a todo, el humor, ácido por los cuatro costados, es una constante a lo largo de todo el poemario, ya que el personaje protagonista parece decidido a aferrarse a él como medio de salvación o al menos como manera de sobrellevar el dolor, la soledad y la certeza de que el fin de sus días está llegando demasiado deprisa.

Al menos la enfermera le alegra la vista y puede distraerse de vez en cuando sumiéndose en pequeños pensamientos que son tan lascivos como sus pocas energías permiten que sean…

Acercarse a este libro es todo un acierto. Su lectura es gratificante y hace reflexionar sobre la brevedad de la vida y sobre el papel del humor, el cual debería estar presente en la salud y en la enfermedad… hasta que la muerte nos separe (de él).

Más información – Poesía en Actualidad Literatura

Foto – Voces del desierto


Escribe un comentario