Tinta: la sangre de los escritores

Tintero y pluma

En ActualidadLiteratura seguimos a vueltas con las diferentes ventajas y desventajas que ofrece el hecho de optar por la escritura a mano o la escritura a máquina, y para ello seguimos tirando de citas del gran García Márquez, que no se casó con ninguno de los dos sistemas, sino que fue capaz de sacar lo mejor de cada uno y usarlos indistintamente según lo requiriese el momento o la situación.

Pese a que alabó el ordenador sobremanera y llegó a decir que escribir en él era masturbatorio y que si hubiera tenido uno antes habría escrito más y mejores libros, supo también sintentizar y captar la esencia de la verdadera razón de escribir a mano.

Esto fue lo que dijo al respecto en su día:

“Los escritores que escriben a mano, más de los que creemos, defienden su sistema aduciendo que la comunicación entre el pensamiento y la escritura es mucho más intima de esta manera, porque el hilo silencioso y continuo de la tinta hace las veces de una arteria inagotable”.

Lo cierto es que tiene razón, cuando uno mismo escribe a mano, la sensación de elaboración es total, y por lo tanto llena más… aunque eso sí… una corrección significará un borrón a ciencia cierta…

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Knodesign

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario