Thomas Dixon y la ganancia que jamás esperó recibir

Portada de The Clansman

Cuando D.W Griffith proyectó en su mente la conocidísima película “El nacimiento de una nación”, basada en el libro The Clansman, de Thomas Dixon, lo primero que hizo fue ponerse en contacto con el propio autor para negociar la cesión de los derechos.

Ambos, acordaron que Griffith debería pagar 10.000 dólares al escritor para poder llevar al cine la novela de éste y ciertamente los dos quedaron contentos con un acuerdo que parecía justo, Griffith desembolsaría una buena cantidad pero haría la película con la que llevaba tiempo soñando y Dixon recibiría un apetecible incentivo por dejar que su novela fuera llevada al cine.

Griffith, que iba a pagar a plazos, abonó los primeros 2.500 dólares, un cuarto del montante total del acuerdo, a Dixon… pero acabó quedándose sin dinero durante la grabación del filme por lo que renegoció y ofreció al escritor cobrar un 25 por ciento de las ganancias de la película, algo que aceptó poco convencido.

Por fortuna para Dixon, la cinta fue todo un éxito y acabó recibiendo varios millones de dólares, algo que habría firmado desde el principio pese a que jamás hubiera imaginado que podría llegar a ganar tal suma con un adaptación de una obra suya a la gran pantalla.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Facebook


Escribe un comentario