Siguen los problemas para Ant-Man

Patrick Wilson

Siguen los problemas para Ant-Man.

Y no me refiero al personaje del Hombre Hormiga, si no a la producción de la Marvel, que desde que se anunciara en mayo que no iba a ser dirigida por Edgar Wright, debido a un intercambio de opiniones con directivos de Marvel Studios, empieza a tomar visos de ser una película gafada. Después de aquello, se tuvo que buscar un sustituto que se encargase de la dirección de manera repentina. El elegido parecía ser Adam McKay, pero en el último momento algo pasó y éste dijo que de dirigir nada, si bien sí que aceptó participar en la revisión del guión original de Edgar Wright y Joe Cornish. En junio por fin se anunciaba que el director que finalmente dirigiría Ant-Man sería Peyton Reed (A por todas, Abajo el amor, Separados, o Dí que sí), con un perfil bastante distinto del humor gamberro que se suponía iba a llevar la película. Las últimas noticias relacionadas con la adaptación de las aventuras de Scott Lang y Hank Pym anunciaban que el villano de la trama sería Darren Cross, personaje que llevaría un traje que por la descripción se asemejaba bastante al de Chaqueta Amarilla, otro de los muchos alter ego del Dr. Pym.

Para interpretar el papel de Cross el elegido era el actor Patrick Wilson, que ya había hecho las veces de Buho Nocturno en Watchmen, por ejemplo. Y cuando parecía que la cosa estaba encarrilada, justo en medio de la San Diego Comic-Con de este fin de semana, se ha sabido que Wilson no va a participar en la presentación que se hará hoy en el macroevento. La razón es que el actor se desvincula de Ant-Man debido a problemas de agenda, motivados por la gran cantidad de proyectos que tiene entre manos. Es de imaginar que ahora la Marvel tendrá que buscar un sustituto que haga las veces de la némesis a la que se enfrenten Paul Rudd y Michael Douglas. Junto con Wilson, dejan el proyecto también los actores Matt Gerald y Kevin Weisman, aunque parece que debido a que en la revisión del guión original sus personajes desaparecen de la historia, dejando a ambos fuera del rodaje final. Sería un verdadero milagro si cuando se acabe la película queda un producto decente debido a la cantidad de incidentes a que está viéndose sometida. Por mi parte, cada vez tengo menos ganas de verla una vez se estrene.


Escribe un comentario