“Siddhartha” de Hermann Hesse

Hermann Hesse

Alguna que otra vez he escuchado decir que la obra de “Siddhartha” del escritor alemán Hermann Hesse es como uno de esos libros de autoayuda tipo Jorge Bucay. Después de oir estas palabras pueden darse dos tipos de reacciones distintas: entrar en un sinfin de sonoras carcajadas, o bien, enfadarse y mucho, por cierta ignorancia tan ciegamente liberada de algunos lectores. Huelga decir que Jorge Bucay hace otro tipo de literatura y que para nada es menospreciable su obra. Pero “Siddhartha” es un clásico del siglo XX, que puede gustar o no, pero las obras literarias como otras cosas de la vida no son para nada comparables entre sí.

El autor: Hermann Hesse

Hermann Hesse nació en 1877 en Alemania pero se nacionalizó suizo en 1921, por su condición de pacifista. Fue uno de los grandes protestatarios del siglo XX, estando en desacuerdo con toda la civilización y cultura moderna del momento: la religiosidad pietista, la sociedad super organizada, la técnica, etc. Mencionando sus obras más destacables debemos nombrar la de “Peter Camenzind” (1904), la cuál le hizo famoso por su búsqueda de la identidad personal y la cercanía con la naturaleza. “El lobo estepario” (1927) y “El juego de perlas de cristal” (1943) fueron dos de su obra que tuvieron gran eco, siendo esta última la que dio fin a su creación literaria más reconocida.

“Siddhartha” nació en 1922, en la etapa intermedia de su vida.

Siddhartha

¿Qué expresa “Siddhartha”?

Esta obra dio voz a toda la fascinación que por aquella época existía hacia la espiritualidad oriental, concretamente hacia la India. Nació con el fin de que muchos jóvenes insatisfechos con su civilización en aquella época (hoy día también se podría aplicar) encontraran esa paz y armonía que el mundo les había negado.

“Siddhartha” podría compararse perfectamente con esos lujosos perfumes que vienen en frascos pequeños de incalculable valor. En apenas 200 páginas expresa con asombrosa sencillez y profundidad las lecciones de la vida que toda persona debe conocer tarde o temprano. Es una historia con una profunda reflexión filosófica sobre el ser humano, el experimentarse a sí mismo, el equivocarse, el empezar de nuevo y no rendirse, el fracasar, el triunfar, el encotrarnos a nosotros mismos entre tantas idas y venidas y lo más importante: tomar conciencia de que estamos vivos.

Una recomendación personal: Si aún no lo habéis leído, no tardéis mucho más en hacerlo. No os dejará indiferente.


Escribe un comentario