Se subasta una carta de Beatrix Potter donde habla de Peter Rabbit

Beatrix Potter

Como muchos sabéis ya, este año es el 150 aniversario de Beatrix Potter, la joven autora de cuentos para niños, entre otras historias. La escritora fue un gran éxito en su tiempo y en la actualidad, por lo que los homenajes se alargarán durante todo este año como motivo de gran reconocimiento.

Para ello se lanzará desde una moneda conmemorativa con la efigie de la escritora y de Peter Rabbit hasta la publicación de una obra inédita. Pero también podemos conocer las cartas de la escritora a sus fans y seguidores. El próximo sábado se subastará una carta de Beatrix Potter a uno de sus seguidores donde la escritora contesta las peticiones del seguidor así como los futuros planes sobre Peter Rabbit.

El joven seguidor llamado William Warner pide a la escritora que escriba más sobre Peter Rabbit, la primera obra se había publicado en Londres en 1901, para situarnos mejor. La escritora afirma que quiere publicar más obras sobre este peculiar conejo pero por el momento no tiene inspiración sobre ello y no consigue escribir ninguna aventura nueva. Beatrix Potter informa al joven seguidor que próximamente se publicará una obra nueva que nada tiene que ver con el joven conejo, en este caso se hace alusión a la obra de Benjamin Bunny.

Beatrix Potter sufrió de bloqueo mental según esta carta

Parece ser que incluso los grandes escritores como Beatrix Potter tuvieron un bloqueo mental que les impidió escribir o en este caso continuar con las aventuras de Peter Rabbit, pero en esta ocasión lo supo solucionar escribiendo otras aventuras con otro protagonista diferente. Algo interesante que posiblemente algún otro escritor debería de poner en práctica.

La carta de Beatrix Potter se subastará el próximo sábado y saldrá a la subasta con un precio de 4.000 libras aunque se preve que alcance el precio de las 6.000 libras. Aunque comparto la grandiosidad de la escritora, creo que llegar a las 6.000 libras por algo como una carta a un lector es algo exagerado, pero las cosas antiguas, con más de 100 años de antigüedad bien valen dinero, aunque realmente no signifiquen nada. Y, ¿vosotros qué pensáis?


Escribe un comentario