Se me ha muerto un ídolo

Poco a poco algunos admiradores de este gran escritor, vamos asumiendo en la lejanía su perdida. Desde que me enteré estuve dandole vueltas al hecho e escribir algo sobre el genio. Me vi planteándome un serio dilema; no podía dejar de escribir sobre el en este blog porque algunos saben que siempre me ha gustado. Sin embargo, tampoco quería derramar un paño de lágrimas literarias sobre el teclado que plasma mis palabras en esta publicación.

Hablar de Saramago es hablar de un hombre que siempre dijo lo que pensaba, que planteaba y desafiaba lo que otros nunca nos dejaron cuestionar. Un bosquejo de la humanidad en cada una de sus palabras escritas. Saramago era un escritor de los que yo llamo de batalla, de esos que aprenden el oficio a base de palos.

Una vez dijo : ” me pase 20 años sin escribir porque no tenia nada que decir, y cuando alguien no tiene nada que decir lo mejor es callar”. Dijo esto o algo así. Pero en fin, lo importante es que todos entendemos eso, y le da credibilidad a la mayoría de las cosas que recalcó en sus novelas.

La perdida de este escritor supone una tragedia, pero también una buena forma de entender que siempre estará con nosotros, inmortalizado bajo los títulos que guarda en su trayectoria literaria. Se murió la persona pero no la pluma.


2 comentarios

  1.   GirlnBlue dijo

    Aquí, lo mismo. Se queda uno sin recursos para expresar la grandeza de quien se ha ido. Yo sólo he podido decir eso, y Descanse en paz.

  2.   Daniel lanza dijo

    Cierto, que descanse en paz.

Escribe un comentario