Se cumplen 124 años del nacimiento de Ágatha Christie

Ágatha Christie

Hoy día 15 de septiembre se cumplen 124 años del nacimiento de la reina del misterio: Ágatha Christie. Con motivo de este aniversario, vamos a hacer un repaso a la apasionante vida de esta genial e inmortal escritora británica de fama mundial.

Nacida en Torquay, un pueblo de la costa sur de Inglaterra en el condado de Devon, en el seno de una familia acomodada. De niña tuvo un carácter tímido y retraído, prefiriendo jugar con amigos imaginarios que con las muñecas de las que podía disfrutar. Aunque criada bajo las rígidas costumbres victorianas, disfrutó plenamente su vida sin seguir ningún tipo mandato social.

Se casó por primera vez a los 24 años con el piloto de aviación Archie Christie, con quien tuvo a su hija Rosalind. Trabajó como enfermera voluntaria en la Primera Guerra Mundial.

Aunque siempre fue muy celosa de su vida privada, para la historia de la literatura queda la crisis nerviosa que sufrió en 1926 tras la muerte de su madre y la petición de divorcio por parte de su marido que la llevó a un episodio de amnesia. Una noche de diciembre de 1926, cuando ella tenía 36 años, apareció su coche abandonado cerca de una carretera pero no había rastro de ella.

Estuvo once días desaparecida hasta que finalmente apareció en un hotel de la playa donde se había registrado con el apellido de la amante de su marido. Como no sabía quién era, publicó una carta en el periódico a ver si alguien la reconocía pero al firmar con otro apellido, nadie lo hizo. Por suerte su familia la encontró y pudo recuperarse de este episodio de su vida gracias a un tratamiento psiquiátrico.

Divorciada y con su hija internada en un colegio, viajó a Bagdad a bordo del Orient Express, tren que le valió de inspiración para la que quizá sea su novela más célebre: Asesinato en el Orient Express. En este viaje conoce al que sería su segundo marido, Max Mallowan, un arqueólogo quince años menor que ella con el que vivió a medio caballo entre Oriente Medio e Inglaterra hasta el final de sus días.

En 1971 le fue concedido el título de Comendadora de la Orden del Imperio Británico en reconocimiento a su obra, falleciendo cinco años después a los 85 años.

A la literatura ha dejado personajes tan célebres como Hércules Poirot y novelas como Diez negritos o el Asesinato de de Roger Ackroyd, esta última elegida como la mejor novela de crimen de todos los tiempos.

Leer o regalar una obra de Ágatha Christie es siempre un acierto seguro. Nadie como ella para recordarnos lo maravillosa que es la literatura.


Escribe un comentario