Se acabó el litigo de los Uderzo

Uderzo

Se acabó el litigo de los Uderzo.

No recuerdo si he llegado o no a comentar la agría polémica que llevan manteniendo Albert Uderzo, cocreador del icónico Astérix junto al ya fallecido Renne Goscinny, con su hija Sylvie y el marido de ésta, Bernard de Choisy a cuentas de la venta de los derechos de los personajes por parte de las Editions Albert René a Hachette. En realidad la polémica es contra la editorial compradora, pero al haber contado estos con el beneplácito de uno de los padres de Astérix, está claro que las posturas entre padre e hija son contrapuestas hasta el punto de que ambos se han visto obligados a ir a los tribunales para dirimir quien llevaba razón. En 2009, Silvye clamaba ante la postura de los aficionados que la veían como la mala de la película, asegurando que la realidad distaba mucho de ser tal como la mayoría pensaba: “Me he decidido a resistir para evitar que unos hombres de negocios se hagan definitivamente con Astérix.

Por aquel entonces ya llevaban desde 2005 con el tira y afloja a cuenta de la decisión de Uderzo de dar el visto bueno de la venta. Nueve años después se ha dado a conocer que la guerra ha llegado a su fin. Ambos, padre e hija, han llegado por fin a un entendimiento y retirarán las denuncias interpuestas entre sí. No obstante, Silvye ganó el litigio por despido improcedente en su día, hablando de las malas influencias que rodeaban a la figura de su padre como los principales causantes de las desavenencias entre ambos. Uderzo ya dejó de dibujar los álbumes de Astérix hace un par de años, como os comenté por aquí, cuando en el tomo 35 de las aventuras del irreductible galo y sus amigos, el guión corrió por cuenta de Jean-Yves Ferri y el dibujo por parte de Didier Conrad.


Escribe un comentario