Roverandom, otro cuento infantil de J. R. R. Tolkien

tolkien

“…atravesaron los Mares Sombríos y llegaron a la Gran Bahía del País Hermoso (como lo llamamos), más allá de las Islas Mágicas; y contemplaron el último Occidente de las Montañas del Hogar de los Elfos y la luz de Faëry sobre las olas. Roverandom creyó ver un retazo de la ciudad de los Elfos en la colina verde debajo de las Montañas, un destello blanco en la lejanía…” escribe J. R. R. Tolkien en una de sus historias menos conocidas: Roverandom.

Roverandom es un cuento infantil que escribió Tolkien para sus hijos que pasó desapercibido hasta 1998, año en que fue publicado por primera vez. En este cuento Tolkien deja reflejados, otra vez, todos sus conocimientos mitológicos de origen celta, nórdico y griego, pues no hay que olvidar que Tolkien fue filólogo y esto queda reflejado en cada una de sus obras.

En Roverandom el protagonista es un perro denominado Rover que es castigado por un malvado brujo, debido a su comportamiento un tanto agresivo con los desconocidos. Rover no sabía el destino que le esperaba. Es un cachorro malhumorado que mordió a un desconocido que, como todo buen cuento infantil, daba la casualidad de ser un brujo, con la apariencia de un visitante desaliñado que importunó su juego a la pelota. En esta mágica historia el perro es convertido en juguete, este trágico comienzo hace Rover tenga mil aventuras en lugares muy diferentes: Inglaterra, la luna y el mar.

Roverandom fue escrito poco antes que El hobbit, novela que también tenía como objetivo divertir a sus hijos. Para los amantes del relato fantástico y de aventuras este manífico cuento es una apuesta segura.

Foto – “Starbucks & Tolkien” por Dr. Azzacov (licencia CC BY-NC-ND 2.0)

Más información – Los niños de Huldrin


Categorías

Relatos

Silvia Serret

Licenciada en Filología Hispánica y apasionada por las letras. Mi deporte favorito: contar al mundo mis impresiones acerca de todo. Mi vicio:... Ver perfil ›

Escribe un comentario