Reveladora carta de George Orwell explicando el porqué de su obra “1984”

George Orwell at a typewriter

De todos es sabido que antiguamente, los escritores además de escribir sus obras literarias eran muy propensos a escribir pequeños diarios, anotaciones y cartas ya no sólo contando la situación que vivían en ese momento sino también explicando el porqué escribían una obra u otra. Este es por ejemplo el caso de George Orwell. Hace tres años aproximadamente, salió un volumen de cartas editado por Peter Davison. Estas cartas eran del autor del libro “1984” y entre todas se encontraba una muy especial: la reveladora carta de George Orwell explicando el porqué de su obra “1984”, mundialmente conocida.

En Actualidad Literatura tenemos el honor de ofrecérosla. Tres años después de esta carta, George Orwell escribiría su novela “1984”:

Debo decir que creo que el miedo que tiene el mundo en su conjunto va en aumento. Hitler, sin duda, pronto desaparecerá, pero sólo a costa de fortalecer a Stalin, a los millonarios angloamericanos y a todo tipo de pequeños ‘führers’ del tipo de Gaulle. Todos los movimientos nacionales de todo el mundo, incluso aquellos que se originan en la resistencia a la dominación alemana, parecen tomar formas no democráticas, a agruparse alrededor de algunos führers sobrehumanos (Hitler, Stalin, Salazar, Franco, Gandhi, De Valera son varios ejemplos) y a adoptar la teoría de que el fin justifica los medios. En todas partes el movimiento mundial parece estar en la dirección de las economías centralizadas que pueden hacer el “trabajo” en un sentido económico, pero que no se organizan democráticamente y que tienden a establecer un sistema de castas. Con esta ida de los horrores del nacionalismo emocional y una tendencia a no creer en la existencia de la verdad objetiva, todos los hechos tienen que encajar con las palabras y las profecías de algún führer infalible. Ya la historia tiene en un sentido: dejó de existir, es decir. no hay tal cosa como una historia de nuestro tiempo, que podría ser universalmente aceptada, y las ciencias exactas están en peligro, tan pronto como la necesidad militar deja de mantener a la gente hasta la marca. Hitler puede decir que los judios comenzaron la guerra, y si sobrevive, esto se convertirá en la historia oficial. No puede decir que dos y dos son cinco, debido a los efectos de, digamos, la balística que tienen que hacer cuatro. Pero sí el tipo de mundo que tengo miedo de que llegue, un mundo de dos o tres grandes super-estados que son incapaces de conquistarse el uno al otro, de dos en dos podrían llegar a ser cinco si el Führer lo desea. Eso, por lo que yo puedo ver, es la dirección en la que en realidad estamos moviéndonos, aunque, por supuesto, el proceso es reversible.

En cuanto a la inmunidad comparativa de Gran Bretaña y los EE.UU. Lo que los pacifistas pueden decir, nosotros no tenemos el totalitarismo todavía y esto es un síntoma muy esperanzador. Creo profundamente, como expliqué en mi libro  El león y el unicornio, en los ingleses y en su capacidad para centralizar su economía sin destruir la libertad para hacerlo. Pero hay que recordar que Gran Bretaña y los EE.UU no han probado la derrota, que no han sabido de sufrimientos graves, y hay algunos síntomas malos para equilibrar los buenos. Para empezar está la indiferencia general a la decadencia de la democracia. ¿Te das cuenta, por ejemplo, que nadie en Inglaterra de menos de 26 ahora tiene un voto y que la medida en que uno puede ver la gran masa de personas de esa edad no le importa un comino para esto? En segundo lugar está el hecho de que los intelectuales son más totalitarios en la perspectiva que la gente común. En general los intelectuales ingleses se han opuesto a Hitler, pero sólo a costa de aceptar a Stalin. La mayoría de ellos son perfectamente listos para métodos dictatoriales, policía secreta, la falsificación sistemática de la historia, etc., siempre y cuando sientan que es en el lado “nuestro”. De hecho la declaración de que no tenemos un movimiento fascista en Inglaterra significa en gran medida de que los jóvenes, en este momento, miran por su führer en otros lugares. Uno no puede estar seguro de que eso no va a cambiar, ni se puede estar seguro de que la gente común lo pensará los próximos 10 años, al igual que los intelectuales hacen ahora. Yo espero que no, aún confío en que no lo harán, pero sí que será a costa de una lucha. Si uno simplemente proclama que todo es lo mejor y no apunta a los síntomas siniestros, uno está simplemente ayudando a acercar el totalitarismo.

También pregunta si creo que la tendencia mundial es hacia el fascismo, por qué apoyo la guerra. Es una opción de males. Sé lo suficiente del imperialismo británico para no gustarme, pero me gustaría apoyarlo contra el nazismo o el imperialismo japonés, como el mal menor. Del mismo modo yo apoyaría la URSS contra Alemania porque creo que la URSS no puede escapar por completo de su pasado y conserva bastante de las ideas originales de la Revolución para que sea un fenómeno más esperanzador que la Alemania nazi. Creo, y he pensado desde que comenzó la guerra, en 1936, más o menos, que nuestra causa es la mejor, pero tenemos que seguir lo que es el mejor, lo que implica constantes críticas.

Atentamente,
Geo. Orwell

Como dijimos anteriormente, “1984” es una de las mejores obras clásicas que pueden leerse, es un clásico de total recomendación y para mi gusto, lo mejor que escribió George Orwell. Sabiendo esto, sabiendo los apuntes que hizo tres años antes de publicar dicha obra, es ahora cuando entendemos el porqué de su argumento.

George Orwell 2

Sinopsis oficial del libro “1984”

Inquietante interpretación futurista basada en la crítica a los totalitarismos y a la opresión del poder, situada en 1984 en una sociedad inglesa dominada por un sistema de “colectivismo burocrático” controlada por el Gran Hermano. Londres, 1984: Winston Smith decide rebelarse ante un gobierno totalitario que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento. Consciente de las terribles consecuencias que puede acarrear la disidencia, Winston se une a la ambigua Hermandad por mediación del líder O’Brien. Paulatinamente, sin embargo, nuestro protagonista va comprendiendo que ni la Hermandad ni O’Brien son lo que aparentan, y que la rebelión, al cabo, quizá sea un objetivo inalcanzable. Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, 1984 es una de las novelas más inquietantes y atractivas de este siglo.

george-orwell-1984

¿No es ahora cuando te apetece releer este libro? Si no lo has leído, te gusta el mundo de la política y quieres leer un buen clásico, esta es mi recomendación de hoy. ¡Que lo disfrutes!


2 comentarios

  1.   jorge dijo

    Muy buena nota, le recomiendo en una linea similar a la obra de Orwell, Talón de hierro de Jack London, el gran maestro de la narrativa de aventuras, escrito en 1908, un saludo

  2.   miguel candia dijo

    Gracias, no conocía esa obra de London

Escribe un comentario