Reseña: “Tierra de sueños”, de James Nava

Reseña: "Tierra de sueños", de James Nava

Tierra de sueños es la tercera novela que leo de James Nava. La representante de la editorial Sniper Books en España tuvo la amabilidad de mandármela, junto con el resto de libros del autor. Dos de ellos, Lobo gris y El agente protegido ya los leí, y compartí con vosotros mis impresiones. En realidad, Tierra de sueños es la quinta novela de  Nava. Esta historia, gestada a lo largo de 10 años, vio la luz finalmente en 2012.

Una vez más, Nava plantea una historia inspiradora, emocionante, llena de energía y cargada de pasión. En Tierra de sueños no tiene desperdicio ni la nota final del autor. Pero Tierra de sueños es mucho más: es una historia de superación personal y de lucha contra la adversidad, como bien señala Nava en la mencionada nota final. Es también una historia en la que se ponen a prueba valores tan vitales como son la amistad, la lealtad, el orgullo, el liderazgo y la disciplina. Más allá de las licencias literarias que se toma el autor, esta novela es más que un libro para disfrutar de su lectura: es una novela para reflexionar.

Una historia sobre superación personal y lucha contra la adversidad

Tierra de sueños cuenta la historia de dos deportistas, Tim Bradock y Samantha Davis  cuyas vidas se cruzan en el peor momento de sus vidas, especialmente para él.  Ella es patinadora y él atleta. Ambos comparten el mismo sueño: el oro olímpico. Y han luchado mucho para conseguir prepararse para lograr su objetivo.

Sin embargo, la vida y el destino han querido ponerles un obstáculo aparentemente insalvable. Cuando se encuentran, Samantha se recupera de una lesión de tobillo que no sabe si le permitirá volver a patinar al más alto rendimiento. Dicha lesión es el fruto de su verdadero problema: los nervios en competición.

Lo de Tim es algo más complejo. Justo antes de competir en las Olimpiadas, la joven promesa del atletismo sufre un accidente de tráfico. Nadie le da más esperanza que la de quedar en una silla de ruedas para el resto de su vida.

Tim y Samantha se encuentran en la clínica del único médico que les ha dado esperanzas a ambos para recuperarse de su lesión. En este punto las historias se entralazan en una sola. Y juntos luchan por hacer realidad sus sueños, con esfuerzo, paciencia y dolor, apoyándose el uno en el otro.

Una amenaza terrorista que afrontar

Pero la pareja de desportistas no solo tiene que luchar por superar sus problemas físicos y, en el caso de Samantha, psicológicos. Sobre ellos se ciernen varias amenazas terroristas que les ponen en el punto de mira por representar los valores de toda una nación. Ellos pueden elegir: retirarse y evitar la amenaza o luchar por su sueños y confiar en que la situación será eficazmente abordada por los servicios de seguridad.

Si por algo se caracterizan las novelas de James Nava es por la exaltación de los valores patrióticos. Esto, tan difícil de entender para los no estadounidenses, queda tan bien plasmado en esta historia que me ha hecho anhelar este tipo de actitud y de espíritu.

Nava deja patente su formación y experiencia militar cuando afronta el conflicto terrorista, entrando en todo tipo de detalles: estructura de las fuerzas de seguridad, funcionamiento de las formaciones terroristas islámicas, armamento, estrategia militar y otras muchas cosas.

Una lectura para disfrutar

La historia va ganando emoción poco a poco. Y poco a poco envuelve y atrapa. Descripción, acción y emoción van combinándose en diferentes dosis, las justas para cada momento.

A lo largo de toda la novela podemos encontrar descripciones brillantes, que nos sumergen en la historia y nos hacen disfrutar de ella con los cinco sentidos. Las escenas de acción son espectaculares. Y no me refiere solo a las que tratan sobre terrorismo. El modo en que Nava trata los eventos deportivos es apasionante.

Si buscas una lectura entretenida y actual, y a la vez inspiradora encantará Tierra de sueños.

 

Puedes comprar Tierra de sueños aquí.


Escribe un comentario