Reeditan El movimiento V.P., «el primer ejemplo nítido de novela de vanguardia» en España

El movimiento V.P. de Rafael Cansinos Assens, publicada originalmente el 1921, ha sido recientemente reeditada y prologada por su hijo Rafael Manuel Cansinos Galán. Es «el primer ejemplo nítido de novela de vanguardia del siglo XX español» a juicio del que fuera director del Centro de Arte Reina Sofía, Juan Manuel Bonet, que también prologa esta nueva edición.

Rafael Cansinos Assens / Foto de EFE.

Se trata, en resumidas cuentas y por simplificar, de una crónica humorística sobre el ultraísmo que se apoya en situaciones que sucedieron de verdad y personajes reales para narrar la historia, aunque se oculten sus nombres verdaderos: tras «Senectus Modernissimus» estaría Ramón María del Valle-Inclán, el «Poeta Más Joven» estaría inspirado por Guillermo de Torre, el «Poeta del Sur» remitiría a Isaac del Vando Villar, etcétera. El ultraísmo fue un movimiento literario que tiene a Cansinos Assens como uno de sus máximos exponentes y que tenía como objetivo declarado el establecimiento de un arte nuevo, diferenciado del modernismo y del novecentismo: «Nuestra literatura debe renovarse; debe lograr su ultra como hoy pretenden lograrlo nuestro pensamiento científico y político. Nuestro lema será ultra y en nuestro credo cabrán todas las tendencias, sin distinción, con tal que expresen un anhelo nuevo», expresa el Manifiesto Ultra, publicado en 1919.

De hecho (y en consonancia), la importancia capital que El movimiento V.P. tuvo para las aspiraciones renovadoras del género en España no solo se señala en el prólogo de Bonet, sino que es una valoración compartida por otros estudiosos. Por ejemplo la hispanista Solange García Moll, del Departamento de Lenguas y Culturas de la Bloomsburg University of Pennsylvania, indica en el articulo Visión y revisión de Rafael Cansinos-Assens en El movimiento V.P lo siguiente:

El movimiento V.P. parece ser el resultado de la toma de conciencia del nuevo arte; el darse cuenta de la nueva perspectiva, del nuevo orden, del nuevo ritmo, de la nueva hora. Parece ser, además, una serie de voces discordes, concordes, de ensayos de técnicas que luchan por destacarse, que favorecen el atrevimiento, la imaginación, las posibilidades múltiples, la creación.

Para conocer algunas valoraciones más sobre la novela recién reeditada, vale la pena volver al prólogo de Bonet, dónde queda retratada como «un verdadero caleidoscopio» y con más rotundidad como «el libro de vanguardia escrito por un no-vanguardista que les toma el pelo a los vanguardistas».

Referencias


Escribe un comentario