Razones para escribir

Razones para escribir

En este blog, han sido ya varias las ocasiones en las que os hemos ofrecido decenas de razones para leer (todos sabemos de la cantidad de beneficios que tiene la lectura para nosotros) pero no creo haberos dado nunca razones para escribir.

Sé que muchos de vosotros, además de grandes aficionados a la lectura, también os dedicáis a escribir,… Yo también estoy entre estos últimos y quiero compartir con vosotros mis razones para escribir. Aunque en un principio esa escritura que se hace a diario o semanalmente no vaya dedicada a la creación de un libro, escribir a diario o al menos muy seguido, puede aportarnos grandes ventajas frente a los que no tienen este hábito. A continuación, os doy mis razones y me gustaría saber si compartís alguna de estas o si tenéis muchas más.

Escribir, escribir, escribir…

Escribir para no ahogarse,…

Escribir puede ser tan o más beneficioso que ir a terapia. Sí, no estoy de broma. Plasmar a diario en un folio en blanco aquellas cosas que nos preocupan, nuestro día a día, lo que consideramos que tenemos que mejorar de nosotros mismos, etc. puede ser una buena terapia para “sobrellevar” los días menos positivos que tenemos…

Todos tenemos preocupaciones y todos tenemos días malos… Escribir para no ahogarse, para “sobrevivir” a esos malos momentos, es una de las principales razones por las que motivaría yo personalmente a una persona a hacerlo.

Nos ayuda a entendernos…

¿Cuántas veces hemos tenido un sentimiento o una sensación interna que no sabíamos vislumbrar de primeras? Escribiendo, desmenuzando en palabras nuestras emociones, nuestros encuentros, nuestras historias conseguiremos entendernos a nosotros mismos y saber por qué motivo pensamos de una manera y/o actuamos de otra.

Para dejar algo que permanecerá cuando no estemos…

Nosotros, por suerte o por desgracia (nunca se sabe), tenemos fecha de caducidad, como los yogures… Bromas aparte, escribir algo, ya sean nuestros pensamientos, un libro ficticio, un cuento para nuestros hijos o nietos, unas cartas para un futuro, etc., sobrevivirá a nosotros… ¿No os parece una bonita forma para dejar un buen mensaje al mundo?

¿Qué mensaje dejarías en tus escritos si supieras que lo leerían muchísimas personas? ¿Sería del tipo “haz el bien y no mires a quien” o por el contrario sería algo así como “vive que son dos días”?

Para tener nuestro momento con nosotros mismos

La falta de tiempo y el estrés son dos de los principales problemas diarios con los que debemos lidiar. Buscar tiempo a diario para escribir y relajarnos nos ayudará a hacer frente a ese estrés y a los agobios diarios. Con el tiempo, agradecerás tener ese ratito para ti mismo o para ti misma.

Para recordar…

En muchas personas con alzheimer precoz se les recomienda la tarea de “escribir para recordar”… Es un ejercicio diario que les ayuda y les obliga a hacer memoria de los momentos tanto a largo como a corto plazo.

También es bueno recordar tanto aquellos errores como aciertos de nuestra vida. Para evitar los primeros y mejorar los segundos, ¿o no?

Y tú, ¿qué razones tienes para escribir? ¿Qué te motiva a hacerlo?


Un comentario

  1.   José Antonio Ramírez de León dijo

    Me gustó tu artículo. Yo creo tener dos razones para escribir: para divertirme y para divertir. Creo que esas, también, pueden ser buenas razones, ¿no te parece?

Escribe un comentario