¿Qué es el transrealismo?

transrealismo

Tras un siglo XX repleto de diversos movimientos literarios, el nuevo milenio parece aún algo huérfano de tan necesarias influencias, siendo otras las tendencias que predominan en lugar de una experimentación algo más reconocida.

Sin embargo, y si ahondamos un poco en diversos lugares del mundo, especialmente en Latinoamérica, descubriremos una nueva corriente literaria conocida como transrealismo.

Sergio Badilla, el padre del transrealimo

El autor chileno Sergio Badilla, mayor exponente del transrealismo

El autor chileno Sergio Badilla, mayor exponente del transrealismo

Nacido en 1947 en la ciudad de Valparaíso (Chile), Sergio Badilla Castillo estudió periodismo en la Universidad de Chile entre 1968 y 1972 y, años después, un máster de Antrología en Estocolmo, ciudad en la que a principios de los 80 comenzaría a publicar sus primeros escritos, Más Abajo de mi Rama y La Morada del Signo, seguidos de Cantonírico, poemario en cuyas estrofas se manifestarían los primeros rasgos del conocido como transrealismo poético.

Esta corriente se nutre de muchos matices, si bien sus rasgos más característicos residen en un lenguaje asincrónico colmado de paracronismos (o eventos que sucedieron en líneas temporales posteriores a las establecidas), una fusión de los espacios temporales en la que, por ejemplo, una narración centrada en el presente despliega terminaciones o vacíos ambientados en el futuro (e invocados de un modo profético) o el pasado, siendo su añorado Chile, las leyendas de dioses nórdicos, los viajes por Europa o los escenarios urbanos de Noruega algunos de los recursos más utilizados por Badilla.

Otros aspectos que definen el transrealismo serían la inclusión de palabras pertenecientes a diferentes lenguas (algunas existentes, otras muertas y unas pocas incluso inventadas), el racionamiento místico alumbrando una prosa luminosa, el narcicismo (algo heredado de su obsesión por la mitología griega y todo lo “epopéyico”) como arma de autodefensa en la era post-industrial y, especialmente, una mente que es tanto o más abierta que el propio universo, capaz de concebir diferentes realidades o dimensiones hiperpuestas.

Acompañando estas explicaciones, añado uno de los poemas que más me han gustado de Badilla, Cantonírico, título homónimo de su primera obra transrealista:

Venid conmigo a esta nueva travesía,
al trópico mismo de los minuteros del reloj
donde las medusas
ya no alteran los espacios de estos sueños
que no tienen domicilio.
La noche y sus acompañantes no conocen las tinieblas,
ni al caracol que vocifera en su égira,
arrastrando
su equipaje cotidiano
….. de planetas
que perdieron sus presencias orbitales,
antes de tiempo.

En esta poesía se perciben los razonamientos místicos, los viajes en el tiempo y un intento acertado por “desnudar las palabras de las sombras y convertirlas en algo material”, cita con la que Badilla solía describir ejemplos de su poesía, como esas medusas que flotan en el subconsciente.

Desde su tímido nacimiento en los años 80, el transrealismo ha ido adquiriendo mayor influencia a partir del siglo XXI, convirtiéndose en uno de los pocos movimientos literarios del milenio y abrazando otras corrientes artísticas como la pintura o la narrativa, si bien el transrealismo poético de Badilla constituye el mayor exponente.

¿Has leído algo transrealista?


Categorías

Literatura

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   Fabián dijo

    Deberían escuchar a Luis Albergó Spinetta.

    T. S. Eliot ya lo hacía, a mi entender.

    En mi opinión los mismos dejaron de ser luego que aparecieran los movimientos antecedidos de los prefijos neo y post.

    Ahora parece que algunos autores o críticos indagan acerca de la incorporación de nuevos prefijos en la búsqueda de encasillar nuevas pseudo corrientes literarias.

    Abrazo.

  2.   M. Bono dijo

    Sí he leído Software de Rudy Rucker. Sinceramente no acaba de convencerme. Trataré de leer algo de Badilla.

  3.   victoria68 dijo

    No conocia nada sobre el trasrealismo. Trararé de buscar algo de esa corriente literaria cuyo principal exponente es Bailla.

    Garcias por la información.

    Antonio.

Escribe un comentario