Por una Sociedad Para la Mixtificación de la Literatura Española

mabuse-fritz-lang-2.jpg 

El retorno de la polémica sobre la identidad de Shakespeare ha hecho que me pregunte si existen misterios de similar calibre en la historia de la literatura española, y, la verdad, creo que no hay ninguno.

No es que carezcamos de autores de existencia novelesca entre los primeros espadas de nuestra literatura. Tenemos espías (Quevedo), precoces agitadores callejeros (Espronceda), anarquistas millonarios autores de best sellers (Blasco Ibáñez), supuestos moralistas de vida privada abrasada por las pasiones y el remordimiento (Lope de Vega), etc. Pero sus vidas a día de hoy nos resultan cristalinas, no contienen ninguna de esas sombras que excitan la imaginación.

Para encontrar enigmas literarios tenemos que abandonar los autores canónicos y acercarnos a personajes secundarios como Juan de Tassis, poeta barroco asesinado en circunstancias dudosas, y a temas como la posible ascendencia judía de varios escritores del Siglo de Oro o la autoría del Lazarillo de Tormes. Son cuestiones interesantes, pero en conjunto constituyen un escaso equipaje de incógnitas. O al menos así me lo parece.

Tanta luz resulta un poco aburrida. Si los ingleses tienen una Shakespeare Autorship Coalition dispuesta a cultivar las sombras en torno a Shakespeare, nosotros necesitaríamos una organización más radical para animar el panorama. Imaginemos una sociedad secreta con miembros adiestrados para lanzar panfletos, falsificar monografías y sobornar a catedráticos corruptos. Vamos, puro terrorismo filológico.

Con una organización así, en pocos años refrescantes preguntas coparían los programas de congresos y seminarios: ¿escribió Clarín La Regenta o lo hizo su mujer?; ¿suplantó un argelino llamado Cide Hamete Benengeli al auténtico Miguel de Cervantes a partir del cautiverio en Argel?; ¿asesinó Fernán Caballero a sus tres maridos?; ¿dictó Alejandro Sawa Luces de bohemia a Valle-Inclán a través de una sesión espiritista?

La Sociedad Para la Mixtificación de la Literatura Española sembraría espejismos capaces de cambiar la historia de la literatura. Su legado a las futuras generaciones: el placer del misterio.


Escribe un comentario