Polémica con las Tortugas Ninja

La que se ha montado en solo unos pocos días con las Tortugas Ninja. Y todo con Michael Bay de por medio, que se basta y se sobra para poner en pie de guerra a la legión de seguidores de la creación más sonora de Kevin Eastman, y todo un fenomeno mediático de los ochenta y los noventa. Y es que el director de cine (o lo que sea que haga) angelino va a poner en marcha una adaptación al cine (otra más) de estos carismáticos personajes. Hasta ahí, temor con fundamento de todo aquel que tenga un poco de criterio y gusto por el séptimo arte. Pero ya el dislate ha llegado cuando ha dejado caer que “Los niños pensarán que un día estas tortugas realmente existen cuando estemos listos con esta película. Estas tortugas son de una raza alienígena, y serán duras, atrevidas, divertidas y completamente adorables.” Hay que recordar no obstante, que hace unos pocos años ya se rodó una película con CGI de las Tortugas Ninja (a cargo de los Estudios de animación Imagi), lo que parece que no ha sido obstáculo para que el señor Bay quiera meter sus narices en lo que para él será seguramente un filón con el que sacarle pasta a los incontables millones de espectadores que ya han visto sus Transformers (que me lo expliquen). Tras las declaraciones de Bay acerca de su visión del origen de las Tortugas Ninja, se ha liado la de dios en las redes sociales, donde lo han puesto a caer de un burro. Y para apagar el fuego, el que supuestamente será el director de la cinta, Jonathan Liebesman (otro que no tiene mi bendición rodando) ha declarado que “es muy gracioso porque si todos fueran fans acérrimos de las TMNT sabrían que el moco (ooze) es de origen alienígena.” Con el moco se refiere a la sustancia que las transformó de simples quelonios a lo que son. En fin, que como parte del equipo que está montando Bay me parece coherente que defienda a su jefe, pero justificar lo que ha dicho éste es ponerle una tirita a una herida de bala.

Fuente: Las Horas Perdidas.


Escribe un comentario