Poetas andaluces II: Joaquín Sabina

Joaquín Sabina

Si el artículo de ayer homenajeaba a Luis García Montero, el de hoy es sobre un poeta no menos conocido, sino todo lo contrario, famoso sobre todo por sus canciones y su labor como cantautor: Joaquín Sabina.

Su nombre completo es Joaquín Ramón Martínez Sabina, y nació en Úbeda (Jaén), en el año 1949. Si como cantautor español es mundialmente conocido y uno de los mejores de la música nacional, su poesía no tiene nada que envidiar a sus canciones.

Aquí no vamos a hablar del Sabina músico, sino del Sabina poeta, del que también hay mucho que contar, así que vamos a ello.

Joaquín Sabina, poeta

La poesía de Francisco de Quevedo ejerció una gran influencia sobre las letras de Joaquín Sabina. Sus poemas hablan de amor, de vicios, de desencanto, de la vida en general, con ese cierto aire bohemio que siempre rodea a Joaquín.

A continuación os indicamos los libros que tiene publicados:

  • Memorias del exilio (1976). Libreto de canciones publicado en Londres durante su exilio en la editorial Nueva Voz.
  • De lo cantado y sus márgenes (1986). Poesías basadas en su disco Inventario.
  • El hombre del traje gris (1989). Conjuntos de partituras.
  • Perdonen la tristeza (2000).
  • Ciento volando de catorce (2001). Sonetos.
  • Con buena letra (2002). Recopilación de letras.
  • Esta boca es mía (2005).
  • Con buena letra 2 (2005). Recopilación de letras.
  • Sabina en carne viva. Yo también sé jugarme la boca (2006). Junto a Javier Menéndez Flores.
  • Esta boca sigue siendo mía (2007).
  • A vuelta de correo. Sabina espistolar (2007). Epistolario que recoge la correspondencia entre el cantautor y personalidades como el subcomandante Marcos o Fito Páez, entre otros.
  • Con buena letra 3 (2010). Recopilación de letras, esta vez incluyendo las 14 canciones de Vinagre y rosas, además de lo publicado en Con buena letra y Con buena letra 2.
  • El grito en el suelo (2012). Recopilación de poemas editados en el diario Público,

Sus letras, a veces hechas música

¿A quién hay que matar?

A menudo lo noble no es lo bello
ni el camello peor el más barato,
calizas son las manos de Pilato,
de ceniza el tumor de tu cabello.

El caballero la prefiere tonta,
las mademoiselles nos quieren poderosos,
así que, monta tanto – tanto monta,
hombre y mujer… qué atajo de tramposos.

¿Golfa, hermosa, ilustrada, casadera?
¿a quién a que matar? No lo permita
la ermita de las pecas del pecado.

Mejor hacerse fraile o tortillera
que encoñarse con una serranita
que te devora sin probar bocado.

“Bajo los puentes”

Se trata de vivir por accidente,
se trata de exiliarse en las batuecas,
se trata de nacerse de repente,
se trata de vendarse las muñecas.

Se trata de llorar en los desfiles,
se trata de agitar el esqueleto,
se trata de mearse en los fusiles,
se trata de ciscarse en lo concreto.

Se trata de indultar al asesino,
se trata de insultar a los parientes,
se trata de llamarle pan al vino.

Se trata de engañar a los creyentes,
se trata de colarse en el casino,
se trata de dormir bajo los puentes.

“Voto útil Malgré moi” 

Esta vez, a mi pesar,
se desangra el núcleo duro
de la izquierda del futuro
como una rosa Aguilar.

La llama de Llamazares
me llama, pero, hoy por hoy,
urge frenar a Rajoy
con votos más populares.

Siempre quedará París
para joder a los míos,
le dijo, entre escalofríos,
Carla Bruni a Sarkozy.

El ácrata que hay en mí
entre Rouco y Artapalo
elige lo menos malo
tapándose la nariz.

Se divorcian a granel
las huestes anti divorcio,
Rato y Cascos, qué consorcio
de Caínes, pobre Abel.

Se desespera Esperanza
con Gallardón a la vista,
hay atasco en la autopista
pepera de la venganza.

Malditas leyes de Hont,
nacionalistas de baba
que exprimen a Rubalcaba
contra la diosa razón.

Por no hablar del fuego amigo
que hiere pero no mata,
del bulldog contra la gata
del Público, resto y sigo.

La polis está que arde
a pie de imprenta del BOE,
izquierda unida al PSOE
mejor mañana que tarde.

Votandito a Zapatero
mica, feldespato y cuarzo,
cuando los idus de marzo
se deshagan de febrero.


Escribe un comentario