Personajes literarios que existieron en la vida real

John Silver

Cuando un escritor inicia un cuento o una novela, la inspiración para crear a esos personajes procederá, en ocasiones, de personas cercanas al entorno del autor.

Más allá de esas grandes obras literarias basadas en hechos reales, concebidas como biografía de ilustres personalidades o incluso protagonizadas por personajes de la propia familia o círculos del escritor, existen estos siguientes personajes literarios que existieron en la vida real que hasta ahora pensábamos que sólo vivían encerrados en las páginas de esos grandes clásicos.

Severus Snape

Severus Snape

Cuando J.K. Rowling tuvo que dar vida al profesorado de Hogwarts, la autora exploró su propia vida escolar hasta dar con su profesor de ciencias, John Nettleship, cuya corta melena y nariz aguileña coincidiría con la descripción de Severus Snape y, también, con la acertada apariencia del actor Alan Rickman, encargado de dar vida al profesor más ambiguo de la saga de Harry Potter en la gran pantalla Por desgracia, Nettleship murió en 2011 por culpa de un cáncer.

Robinson Crusoe

El marinero escocés Alexander Selkirk fue abandonado por su tripulación tras un amotinamiento en una isla desierta del Pacífico situada a 700 kilómetros de Chile. Tras sobrevivir en la misma durante cuatro años y cuatro meses, Selkirk fue rescatado y traído de vuelta a la civilización, donde un día conoció a un tal Daniel Defoe al que narraría su historia sin saber que aquel la convertiría en uno de los grandes libros de aventuras de la historia en 1719. Selkirk pasó sus últimos días rodeado de gatos en una cueva.

John Silver el Largo

El poeta William Henley era un hombre con una gran sonrisa, una barba pelirroja y una pierna amputada hasta la rodilla por culpa de un brote de tuberculosis sufrido durante la infancia. Y sí, también era uno de los amigos más íntimos de Robert Louis Stevenson, autor que se inspiró en su camarada a la hora de dar vida a uno de los piratas más famosos de la literatura y personaje más recordado de La isla del tesoro.

El Coronel

Todos sabemos que las historias de Gabriel García Márquez bebían de una inspiración procedente de su propia vida, de esas imágenes que marcaban el inicio de un nuevo libro y, también, de personas allegadas a la vida de Gabo. Si bien la historia de amor de sus padres inspiraría la de Fermina Daza y Florentino Ariza en El amor en los tiempos del cólera, la referencia más directa es la del propio abuelo del Nobel, Nicolás Márquez, quien pasó días y días en Aracataca (o Macondo) esperando el subsidio de ex-combatiente en la guerra de los Mil Días, el boceto real que daría vida al protagonista de El coronel no tiene quien le escriba.

Moby Dick

Moby Dick - Frontal

La reciente película En el corazón del mar protagonizada por Chris Hemsworth se inspiraba en la historia real del ballenero Essex, derribado en 1820 por un cachalote albino de 18 metros de largo cuyo impacto les obligó a naufragar hasta las costas de Chile. A ello hay que sumarle un artículo de una revista estadounidense que, en 1839, descubrí al mundo la presencia del mismo animal,bautizado como Mocha Dick en referencia a la isla de Mocha. En 1851, Herman Melville publicaría la famosa novela que hoy todos conocemos.

Estos personajes literarios que existieron en la vida real confirman la inspiración de esos autores que encontraron en diversos sucesos, amigos, profesores y hasta abuelos la referencia necesaria para dar vida a ese protagonista del que, seguramente, todos estarían orgullosos. O, al menos, casi todos, pues el Selkirk que inspiró a Robinson Crusoe dejó de dirigirle la palabra a Defoe tras saber que su relato se había convertido en una de las mejores novelas del siglo XVIII.

¿Qué otros personajes literarios basados en personas reales conoces?


Categorías

Literatura, Varios

Alberto Piernas

Amante de la obra de García Márquez y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de las tierras cálidas y relatos premiados en países como Japón y Perú.

Escribe un comentario