Peligro para la Semana Negra de Gijón

Semana negra

A veces, es peligroso mezclar política con cultura. Quizás es eso lo que voy a hacer yo mismo en este post, pero parece inevitable reconfirmar la evidencia que nos puede llegar a hacer entender, porque el ser humano puede llegar a ser tan estúpido.

Como bien decía un autor en un periódico argentino, por la Semana Negra de Gijón han desfilado los grandes del genero, desde Dennis Lehane, autor de la mítica Mystic River, hasta otros autores menos conocidos pero que se abren hueco en el mundo literario. Porque eso es muy importante, y es una facilidad que proporciona este festival, la de abrirse hueco, no solo a nivel nacional, sino europeo.

En un recinto en el que se alternan todo tipo de restaurantes y comidas con la venta de libros, se pueden dar muchas anécdotas. Y este compendio de situaciones se ha hecho increíblemente grande en los últimos 25 años. Porque si hay algo digno de nombrar de este festival, es el hecho de que tiene una edad de 25 años.

En cuanto a lo económico, no hay mucho que decir. Cualquiera puede echar un vistazo a un informe que presentó el director del festival Paco Ignacio Taibo, para darse cuenta de que resulta altamente rentable. Con un nivel de asistencia que pasa del millón de personas y habiéndose convertido en un punto de referencia a nivel internacional, habría que pensar porqué realmente quieren acabar con el.

Dejando a un lado las connotaciones políticas, no existen motivos por los que acabar con algo muy importante a nivel cultural. Solo en vente de libros, se han manejado en la última edición una cifra de 43.000 ejemplares, un 15% más que en la anterior. Mientras que en eventos, con la feria del libro de Madrid, se vio como se bajaban las cifras hasta el 25%.


Escribe un comentario