Pat Conroy, el Príncipe de las Mareas, nos abandona a los 70 años

Pat Conroy

Durante este fin de semana uno de los escritores más influyentes de Estados Unidos nos ha dejado a los 70 años tras perder la batalla contra el Cáncer. Pat Conroy, escritor del Príncipe de las Mareas y El Gran Santini, falleció el pasado viernes tras un cáncer de Páncreas, ésta enfermedad la hizo pública el pasado 15 de febrero a través de sus perfil de Facebook.

Pat Conroy fue autor del Príncipe de las Mareas, una de las obras más importantes de las últimas décadas en Estados Unidos, pero su popularidad no se debió a una dura publicidad de la obra sino más bien al éxito de la película que fue protagonizada por Barbara Streisand y Nick Nolte. Pat Conroy tuvo una tormentosa infancia donde su padre, el coronel Donald Conroy abusó durante años de él y de sus hermanos.

“La marea está alta y ahora él ha partido”, esposa de Pat Conroy

En sus obras Pat Conroy no sólo presenta familias disfuncionales sino que también presenta protagonistas atormentados por problemas psicológicos, como en el Gran Santini. La notificación de su fallecimiento lo ha dado la editorial de Pat Conroy pero su esposa no ha podido dejar unas bonitas palabras sobre su marido: La marea está alta y ahora él ha partido. Con estas palabras Cassandra King Conroy se despedía de su marido.

Curiosamente, la última obra que público Pat Conroy se llamaba La Muerte de Santini, una obra de no ficción más bien una obra autobiográfica, una obra en la que continua con su gran obra “el Gran Santini” y en la que termina de explicar su vida. Aunque hace más de tres años desde esta obra, lo cierto es que pocos escritores terminan su obra con su autobiografía. Desgraciadamente Pat Conroy nos ha dejado sin su creatividad, sin su gran manera de contar historias, pero éste donde éste seguro que estará contento porqué leamos sus obras ¡Hasta siempre Príncipe!


Un comentario

  1.   vertiente dijo

    Un triste vida , llevando dentro huellas de lo que lastimarom su vida.
    Un buen escritor por su obras, que ha dejado.
    Teodora

Escribe un comentario