Palmarés de Angulema 2015

Palmarés de Angulema 2015.

Palmarés de Angulema 2015.

Ya os comenté a lo largo de la semana pasada que el Gran Premio de este año en el Festival del Cómic de Angulema se le concedía a Katsuhiro Otomo, conocido sobre todo por Akira, pero padre de otras obras muy recomendables como Pesadillas, La leyenda de madre Sarah o Memorias. A lo largo de estos cuatro días (del 29 de enero al 1 de febrero), todos los contactos que tengo por Facebook, muchos de ellos profesionales del medio, han ido publicando en sus cuentas las bondades de estar allí, las diferencias con los eventos a los que por desgracia, nos hemos acabado acostumbrado por estos lares y el ambiente comiquero cien por cien que se respiraba en esta cuadragésimo segunda edición del Festival de Angulema.

El resto de premios han ido repartidos de la siguiente forma: El árabe del futuro, de Riad Sattouf, ha recibido el Premio al mejor álbum (se publicará por cierto aquí con el sello de Salamandra Graphic) El recién creado Premio Charlie Hebdo a la libertad de expresión, no podía ser para otros que no fueran los dibujantes asesinados el 7 de enero en la sede de la revista: Cabu, Wolinski, Carb, Tignous y Honoré. El Premio del público fue para Les vieux fourneaux de Wilfried Lupano y Paul Cauuet. El Premio de la juventud fue para Les Royaumes du Nord de Stéphane Melchior y Clément Oubrerie, con una adaptación de la obra del escritor inglés Philip Pullman. El Premio especial del jurado fue para Chris Ware por Building Stories. Lastman, de Balak, Sanlaville y Vives, se reconoció con el Premio a la mejor serie. El Premio al mejor cómic policiaco fue para Petites coupures à Shiogui, de Florent Chauvet, una historia concebida como un informe criminal. Derive urbaine fue elegido el Premio al cómic alternativo. San Mao, de Zhang Leping, Premio de patrimonio. Y el Premio revelación fue para Yekini, le roi des arène de Lisa Lugrin y Clément Xavier.


Escribe un comentario